En el marco de la conmemoración del 45 Aniversario de la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UATx), en sesión pública y solemne del Honorable Consejo Universitario, el Rector, Dr. Luis González Placencia, impuso el Doctorado Honoris Causa a la investigadora Julia Carabias Lillo, por su contribución a la defensa de la biodiversidad y formación de una línea de opinión en materia ambiental a nivel nacional e internacional.

Durante esta ceremonia, el Dr. González Placencia subrayó que, desde su fundación, esta alma máter estaba llamada a cumplir con honor, amor y rigor académico, la noble función de formar a los jóvenes que anhelaban poder estudiar sus carreras en su estado natal, cerca de sus familias.

Así, dijo, nació una colectividad que orgullosamente se ostentaría como universitaria, la cual fue egresando año con año profesionistas que a la postre se convirtieron en magistrados, procuradores, diputados, senadores y gobernadores, que hoy llevan inscrito, de forma indeleble, el nombre y el espíritu de la Autónoma de Tlaxcala y, además, la honran con sus trabajos.

El Rector de la UATx expuso que, aproximadamente hace una década, esta universidad inició su proceso de consolidación y fortaleció sus planes de estudio, dándoles perspectiva global y sometiéndoles al escrutinio de pares académicos externos que la han venido reconociendo por sus programas de calidad, nacional e internacional.

Desde entonces, agregó, los investigadores han posicionado a los centros de investigación como referentes en sus áreas en México y en el extranjero, además de que ha desarrollado un modelo educativo propio, que aporta un sello que nos distingue y da identidad por su vocación decididamente social, que la configura como una institución solidaria, vinculada al entorno al que pertenece y comprometida con las comunidades que nos rodean.

El Dr. Luis González subrayó que, la COVID-19, nos alejó de los campus y nos arrojó al mundo virtual, al que recién hemos comenzado a comprender, por lo que, nuestra institución, debe consolidar esa dimensión, aprender de ese entorno y transformarse al ritmo que ello exige, y estar lista para brindar nuevas carreras que la realidad demanda y que los jóvenes requieren para hacerle frente a los nuevos retos: “a 45 años, emprendemos el camino para que la Autónoma de Tlaxcala sea siempre una universidad solidaria, una universidad humanista y una universidad de y para el siglo XXI”, sentenció.