Maestras y maestros de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP) exigieron mediante un manifiesto la liberación del campus y que se devuelvan las condiciones de estabilidad a la institución.

En un desplegado de siete puntos, el personal docente de la institución se dijo preocupado "por el daño al prestigio académico y a la imagen institucional que provocó la irrupción con las fuerzas armadas en el campus" hace casi un mes.

Los docentes de la UDLAP expresaron que su principal preocupación es que se garanticen las condiciones adecuadas para la actividad académica y la generación de conocimiento.

Dijeron que actualmente son más de nueve mil estudiantes los que cursan su educación superior en la universidad y como formadores de dichas generaciones y las ya egresadas merecen respeto a su dignidad intelectual.

"Exigimos la liberación del campus y un deslinde de intereses políticos", expresaron al tiempo de expresar que como docentes de la institución mantienen firme su compromiso con la educación y por eso no han dejado no dejarán de cumplir con su labor.

Finalmente, pidieron a los alumnos y a sus padres que, pese a la situación, mantengan su confianza en el personal de la UDLAP.

Aquí el comunicado completo: 

A LA OPINIÓN PÚBLICA

En el marco del conflicto que enturbia la imagen pública de nuestra universidad, especialmente por la toma violenta del campus, quienes firmamos, integrantes de la comunidad académica de la UDLAP, manifestamos lo siguiente:
1. La excelencia de la UDLAP es resultado del esfuerzo, el compromiso y el pensamiento del personal académico, administrativo y de servicio lo mismo que de estudiantes de muchas generaciones, un reconocimiento labrado a lo largo de ocho décadas. Por ello, expresamos nuestra preocupación por el daño al prestigio académico y a la imagen institucional que acarreó la irrupción armada al campus.

2. Refrendamos las consideraciones hechas por quienes publicaron el “Comunicado en defensa de la Universidad de las Américas Puebla” el 21 de julio, en protección de la educación y de otras instituciones que pudieran estar amenazadas en el país.

3. Las y los docentes de la UDLAP sostenemos el compromiso con la educación, eje central de nuestra labor. No hemos dejado ni dejaremos de atender nuestras tareas de docencia, investigación y creación artística, siempre a resguardo de los valores institucionales de la universidad.

4. Convocamos a estudiantes y a sus familias a seguir confiando en el trabajo del personal de la institución: ellos y ellas, nosotras y nosotros construimos, día con día, la comunidad UDLAP.

5. Es urgente restablecer las condiciones de estabilidad que prevalecían antes de la toma violenta de las instalaciones el pasado 29 de junio. Exigimos la liberación del campus y su deslinde de intereses políticos. Exigimos asimismo respeto a nuestra dignidad intelectual y moral: somos las y los formadores de numerosas generaciones ya egresadas, y de muchas más por venir.

6. Demandamos atención plena a la legalidad para, de esta manera, asegurar la continuidad de un proceso formativo de alta calidad. Ahora mismo, más de nueve mil estudiantes han elegido esta universidad como su alma mater, mientras que más de 35,000 han egresado de nuestras aulas para enriquecer a la sociedad mexicana.

7. Nuestra principal preocupación es que se garanticen las condiciones adecuadas para la actividad académica y la generación de conocimiento, labores con las que se contribuye al bien de la sociedad.


San Andrés Cholula, Puebla a 26 de Julio de 2021