Volvieron a ser congelados las cuentas bancarias de la Universidad de las Américas-Puebla (UDLAP), según Armando Ríos Piter, rector designado por el Patronato de esta casa de estudios encabezado por Horacio Magaña, quien admitió que fue imposible pagar a los sueldos de trabajadores que cobran por decena.

De acuerdo con un comunicado oficial, este problema es consecuencia jurídica de la suspensión privisional conseguida por el juicio de amparo promovido por el Patronato encabezado por Margarita Jenkins, el cual está relacionado con la Fundación Mary Street Jenkins; por tanto, hay riesgo de tampoco cubrir los salarios quincenales del resto del personal.

“No se ejecutó el pago de los sueldos para personal sindicalizado de esta decena. Mientras que se corre el riesgo de que, por la misma situación, el pago quincenal de los empleados de confianza prevista para la próxima semana tampoco pueda realizarse”.

Por lo anterior, el ex senador explicó que la UDLAP está imposibilitada también para cubrir la factura de energía eléctrico y, en caso de ser cortado el servicio, mantener el trabajo en línea y todos los demás servicios de la universidad.

A diferencia de la quincena pasada, comentó que “la Dirección de Recursos Humanos no ha entregado la información necesaria y correcta para hacer la dispersión del pago de nómina”; es más, refirió que la quincena pasada se pagó en tiempo y forma, por lo que ahora confía en que se aclare esta situación con los bancos, ya sea en la audiencia que se celebrará este jueves o cuando los jueces regresen de su receso vacacional.

Asimismo dijo que trabajan exhaustivamente para encontrar una solución, pues el personal sindicalizado, administrativo y docente, así como sus familias, no deben ser afectados por el conflicto;  “reitero que mi mandato es y será darle certidumbre a la comunidad universitaria, garantizar la continuidad de la vida cotidiana de la universidad, mantener el perfil académico en los altos niveles que tiene, así como salvaguardar su prestigio internacional”, estableció.