Al menos dos de cada 10 hogares de la región Puebla-Tlaxcala enfrentaron la pandemia con inseguridad del agua, advierte la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) 2021 sobre Covid-19.

La Secretaría de Salud define como inseguridad del agua a la imposibilidad de los individuos o los hogares para acceder y tener suficiente agua, adecuada, confiable y segura para el bienestar y una vida saludable; en cambio, la seguridad se refiere al acceso, disponibilidad, uso y estabilidad del vital líquido en los hogares.

De acuerdo con la ENSANUT, en la región Pacífico Sur a la que pertenece Puebla el 18.9 por ciento de los hogares enfrentó la pandemia con poco o nulo acceso al agua.

En la región Centro, a la que pertenece Tlaxcala, la inseguridad del agua fue en el 15.9 por ciento de los hogares. Además, advierte que la carencia afecta más a las localidades rurales que a las urbanas de los estados.

La región con el mayor porcentaje de hogares con inseguridad del agua se ubicó en el Estado de México, con 23.9 por ciento; en el Pacífico centro con 19.8 por ciento; pacífico sur con 18.9 por ciento; en Ciudad de México 17.6 por ciento y la región centro con 15.9 por ciento.