Este día instituciones públicas, altruistas y privadas participaron en el macrosimulacro en el primer cuadro de la capital de Tlaxcala, con motivo del Día Internacional del Socorrista y del Paramédico, a celebrarse oficialmente este 24 de junio, a efecto de mostrar el nivel de respuesta de las corporaciones ante una emergencia automovilística, desastres naturales, sismos o por violencia generada en las calles.

También se brindó un reconocimiento al trabajo que realiza este cuerpo de auxilio y rescate, de suma importancia en muchas de las ocasiones para salvar vidas.

En este “macro simulacro” se escenificó un choque múltiple de unidades motoras, que dejó como saldo 10 personas lesionadas que necesitaron de la intervención de los socorristas y paramédicos, quienes dieron una pequeña muestra de su capacidad de respuesta para ayudar a la sociedad que los requiere.

Por la emergencia, se colocó un área de traje en donde se valoran cada uno de los lesionados para determinar su nivel de gravedad y trasladarlos a las instituciones de salud para su atención médica.

Al lugar arribaron unidades del Cuerpo Heroico de Bomberos, Unidades de Rescate Urbano, Cruz Roja Mexicana y personal de instituciones privadas que ofrecen atención ante alguna emergencia, así como personal de Protección Civil y de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SCC) quien se encarga de abanderar la zona para evitar un percance, la actividad fue realizada por la Secretaría de Salud (SESA) a través del Centro Regulador de Emergencias Médicas de Tlaxcala (CRUMT).

El secretario de Salud, Rigoberto Zamudio explicó que, como parte del estado de fuerza, se requiere de una coordinación en materia de rescate urbano ante las circunstancias por las que atraviesa el país, pues vivimos en zonas sísmicas y estamos expuestos a cambios climatológicos, por lo que se requiere de capacitación constante para estar preparados ante situaciones emergentes.

Incluso mencionó que el aumento de la violencia en las calles, es un factor donde las víctimas requieren de auxilio, por ello reconoció a quienes se capacitan de manera voluntaria para formar parte de los diferentes servicios de emergencias en la entidad, pero esto tiene que ser de forma organizada y sincronizada entre la Secretaría de Salud (SESA), Cruz Roja y la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) entre otras.

En este contexto precisó que el Sistema Regulador de Urgencias Médicas de la (SESA), cuenta con un total de 70 ambulancias, 33 paramédicos y 10 choferes de ambulancias, quienes atienden los diversos llamados de auxilio.

Del mismo modo reconoció el actuar del Heroico Cuerpo de Bomberos y la Cruz Roja Mexicana, pues son los que llevan la mayor participación, así como los voluntarios que asisten al Centro Regulador el (CRUMT).

ma