@GabrielaFor

Pese al nombre que puede parecer sacado de cualquier página esotérica, el eneagrama de personalidad funciona como una técnica proyectiva psicológica de evaluación inconsciente de nuestra personalidad y nos ubica en alguno de los eneatipos que contiene. Funciona como proyección porque solo nosotros sabemos cómo actuamos en determinadas situaciones y sabiendo que existen 9 eneatipos, nos aporta 9 maneras totalmente diferentes de reaccionar, pensar, sentir, motivar y por supuesto percibir el entorno que nos rodea para definirnos a través de uno de ellos y resulta muy útil para comprender el comportamiento humano, por lo que está ganando popularidad.

¿Qué es la personalidad?

Puede ser definida como un conjunto de características que pueden actuar entre sí para determinar la manera en que reaccionamos ante determinado acontecimiento, estas características son internas y las podemos reconocer como nuestros sentimientos, emociones, pensamientos, temperamento, carácter, inteligencia, entre otras. La personalidad se va moldeando con el tiempo, pero que se compone de dos aspectos principales que son el temperamento que no se modifica y el carácter que es todo aquello modificable de nuestra personalidad y constituye nuestro sistema de creencias, valores, actitud, gustos y actúa sobre el temperamento a medida que vamos acumulando experiencias, traumas o acontecimientos relevantes.

El eneagrama se compone de 9 eneatipos que corresponden a los tres centros de inteligencia del ser humano; el Centro Mental o del Pensamiento, el Centro Emocional o del Sentimiento y el Centro Visceral o Instintivo, correspondiendo una tríada de eneatipos a cada centro, cada uno cumple con ciertas características, rasgos, miedos, mecanismos de defensas, entre otros, lo que nos permite conocer las luces y sombras de nuestra personalidad.

Funciona como una especie de mapa, que nos ayuda a trabajar en nuestro crecimiento personal, pues aunque es cierto que no existen dos personas iguales, los eneatipos funcionan como los centros de los que parte la personalidad y nos muestran cuáles son nuestros principales rasgos de carácter, incluyendo defectos y virtudes; en qué aspectos externos solemos basar nuestro bienestar y felicidad; de qué tenemos miedo y de qué huimos; cuáles son nuestras fortalezas y cualidades innatas; cómo queremos que los demás nos vean; e incluso cuáles son esos asuntos emocionales con la que tropezamos una y otra vez a lo largo de nuestra vida. En suma, nos muestra el centro del que parte el desarrollo de nuestra personalidad y la base a trabajar para tener equilibrio.

El origen del eneagrama se sitúa en la antigua Persia donde los maestros sufíes integraron y desarrollaron el modelo, que ha llegado a la actualidad y desde ese momento fue utilizado como guía para el crecimiento personal. Durante siglos, el conocimiento del eneagrama, se transmitió de generación en generación de manera oral. Pasaba de maestros a discípulos, a los que ayudaban a reconocer el que correspondía a su tipo de personalidad, fomentando desde él su desarrollo personal. Fue George Gurdjieff, un filósofo ruso, quien acercó el eneagrama a occidente a través de sus escuelas y más tarde Oscar Ichazo, psicólogo chileno, es quien realiza la tarea de adaptación del eneagrama de oriente a la psicología moderna, con una visión humanista y completa de la persona. Debido a esta visión de la persona como unidad, Oscar Ichazo comienza a explicar el eneagrama incluyendo todos los tipos de personalidad y definiéndolos a través de números para evitar las etiquetas de cada eneatipo.

El Eneagrama es una herramienta tan útil y práctica que en la actualidad está siendo utilizada por psicólogos, psiquiatras, psicoanalistas, coaches y demás profesionales, para tener un enfoque más objetivo y resolutivo. También está siendo usada por los departamentos de recursos humanos de cada vez más empresas para desarrollar la inteligencia emocional de las personas que trabajan para ellas.

¿Le parece interesante el eneagrama como herramienta para el autoconocimiento? Con éste número iniciamos la serie dedicada de lleno a este tema para definir cada uno de los eneatipos, esperando que les sean de utilidad.

Recuerden que esperamos sus comentarios a través de nuestras redes sociales.

¡Hasta pronto! Nos leeremos nuevamente desde el diván.