¿En qué es exitosa la reciente consulta popular? En que sienta el precedente para la democracia participativa en nuestro país. Recordemos que es la primera vez que se realiza este tipo de instrumentos democráticos en México. El proceso en cuanto a lo legal y técnico se realizó de manera correcta. La Suprema Corte de Justicia de la Nación y el Instituto Nacional Electoral hicieron lo que les tocaba hacer.

Y se pudo definir y ejecutar de manera correcta porque tanto el marco jurídico como las reglas democráticas las tenemos establecidas desde hace mucho, nuestra Constitución es referente en Latinoamérica como ejemplo en derecho constitucional y el INE desde que se formalizó como el otrora IFE también es referente en países centroamericanos y sudamericanos.

Así que se hizo lo que tocaba hacer y hay algo en lo que el presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova y el presidente de la República Mexicana, Andrés Manuel López Obrador están de acuerdo, -creo en lo único que están de acuerdo- y es que la consulta popular fue un éxito.

El problema es que cada actor político de las diferentes esferas interpreta el éxito de esta consulta desde una óptica tergiversada, y en muchos de los casos desde una óptica de consulta ciudadana como instrumento político. Ejemplo claro es que circulaban ya diferentes publicaciones de personajes cercanos a López Obrador y al partido Morena señalando que fue exitosa en función de los números de votos, que el poco más del 7 por ciento que votó en la consulta  -los 6.6 millones de personas- son más en número de lo que obtuvo el Partido Acción Nacional en las pasadas elecciones del 6 de junio, y que el costo de la consulta es equiparable al presupuesto que recibieron los partidos de oposición el año pasado.

Veamos, Bsi se quiere hacer un comparativo con estos parámetros, primero si bien el padrón electoral es el mismo de las elecciones recientes fueron elecciones intermedias y el PAN en realidad obtuvo 8 millones y Morena obtuvo 16 millones, además si se compara con los 30 millones de mexicanos que votaron por Andrés Manuel en el 2018 tampoco sería exitosa. Y la oposición refiere que fue un fracaso. La consulta, su éxito y/o fracaso fue medida bajo los parámetros en movilización y votación para cargos de elección popular.

La consulta popular se está midiendo en función de competencia político electoral, y legalmente no debe ser así porque en teoría ni siquiera participaron partidos políticos, aunque la percepción ciudadana también lo ve en función de revanchismo. Eso es grave y lamentable porque reitero, está todo el marco legal y técnico para iniciar con una democracia participativa pero lamentable aún queda un largo camino por recorrer para que esto suceda en México, máxime si ahora será un instrumento no sólo de revanchismo sino de, si se me permite la expresión amenaza de garrote político como ejemplo el representante de Morena ante el INE anunciando que escucharán a la gente para poder destituir a los consejeros Lorenzo Córdova y Ciro Murayama.

El marco legal está, el camino para una democracia participativa se podría iniciar, pero los diversos actores políticos o no lo conocen y no lo entienden por ignorancia en la materia o tienen mucho conocimiento y lo omiten; en cualquier caso, es grave.

Twitter @AlesandraMartin