Personas originarias de Honduras, El  Salvador, y Guatemala, son las que más solicitan refugio en México por situaciones que ponen en riesgo su vida en sus naciones de origen, aunque también existen solicitudes de residencia personas de Haití y migrantes extracontinentales, así lo dio a conocer  Mónica Vázquez Hernández integrante del Instituto Federal de Defensoría Pública (IFDP).

En el marco del Día Internacional del Refugiado, que se conmemora el 20 de junio, en el albergue para migrantes ‘La Sagrada Familia’ ubicado en el municipio de Apizaco, se llevó a cabo el foro “Retos y Perspectiva de la Población Refugiada en Puebla y Tlaxcala” en el que participaron representes del IFDP y de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

Ahí Mónica Vázquez, integrante del Instituto Federal de Defensoría Pública, que es un órgano del Poder Judicial de la Federación, reveló que al cierre del primer semestre del 2021 las solicitudes de refugio de extranjeros en México han aumentado en 77 por ciento, con referencia a las peticiones de todo el año pasado, lo que significa que “México no solo es un país de tránsito y de origen sino que es un lugar donde los migrantes se quieren asentar” recordó que ellos vienen huyendo de situaciones que ponen en riesgo su vida.

En ese sentido, mencionó que  son personas originarias de Honduras, El Salvador,  Guatemala, y Venezuela las que más solicitudes de refugio presentan ante la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), seguido de originarios de Haití quienes llegan a México para integrarse al asentamiento de haitianos en Tijuana, y hay un notable crecimiento de migrantes extracontinentales que son personas originarias de Asia, África y en menor porcentaje de Europa.

“Aquí estamos viendo un gran incremento, realmente este es un fenómeno que merece atención internacional no podemos dejarlo a un lado y pensar que solo son Centroamericanos, en realidad si es la gran mayoría pero también hemos tenido a muchos venezolanos, México ha acogido a muchas personas de ese país que han sufrido, y el IFDP representó a una usuaria que venía huyendo solicitó refugio se le dio con éxito la residencia permanente, ella es médico y está en la primera línea de atención de COVID19  atendiendo a mexicanos, no debemos tener esos prejuicios de xenofobia sino ver cómo podemos ayudar y que también nos ayuden”, refirió.

Agregó que si bien Tlaxcala y Puebla no cuentan con una oficina de la Comar para recibir solicitudes de  refugio humanitario, las personas interesadas pueden acercarse al Instituto Nacional de Migración (INM) que funge en estos casos como puente para llevar a cabo el procedimiento.

Por su parte, Alejandra Domínguez Sánchez de la ACNUR México comentó que México es visto como un país de asilo y las cifras de solicitantes que ha presentado la COMAR recientemente van en aumento, tan sólo la proyección de solicitudes de este año 2021 es de llegar a las 90 mil solicitudes.

“Desde antes del 2014 las personas que pasan por México requieren un tipo de información porque vienen huyendo de sus países o están obligadas a salir de su país, solamente quieren un espacio o un lugar para volver a reconstruir su vida”, agregó que es necesario diferenciar a una persona que necesita refugio y aquellas que no lo requieren, en ese sentido dijo que una persona  refugiada si regresa a su país de origen su vida, su libertad, su dignidad, se encuentran en riesgo.