El informe “La otra pandemia. Muertes violentas LGBTI+ en México, 2020” de la asociación civil Letra S, Sida, Cultura y Vida Cotidiana, señala que durante 2020 en Puebla se registraron tres crímenes de odio, mientras que Tlaxcala no figuró en la lista de estados donde se cometieron homicidios contra personas LGBTI+, aunque no descarta casos de discriminación.

Este sábado la comunidad en Tlaxcala retomará la marcha del orgullo de la diversidad sexual para denunciar la discriminación social e institucional, y demandar el respeto de la norma de la diversidad y matrimonio igualitario.

Al respecto, el informe de Letra S señala que durante el confinamiento por la pandemia en 2020 se registraron 79 crímenes de odio en México, tres de ellos registrados en Puebla con al menos uno contra mujeres transexuales.

Esta cifra representa una disminución del 32 por ciento anual que se explica por la pandemia y no por la implementación de políticas públicas de prevención del delito o procuración de justicia, por lo que se estima que la cifra de homicidios y casos de discriminación en los estados crezca con el desconfinamiento.

Aunque hay registro de 79 crímenes, la organización estima 182 homicidios por odio en el país, de acuerdo con una estimación sobre la cifra negra no reportada en notas periodísticas y la posterior confirmación en las fiscalías.

Si bien Tlaxcala no aparece en la lista nacional, Letra S no descarta actos de discriminación contra la diversidad sexual en todos los estados durante la primera gran ola de la pandemia y el probable segundo confinamiento en 2021.

En promedio, cada mes fueron asesinados en México 6.5 personas, el 54.5 por ciento mujeres transexuales y el 28 por ciento gays; en 44 por ciento de los casos se trata de adultos de 30 a 59 años.

El 26 por ciento de los casos fueron localizados en la vía pública, 12 por ciento en un lote baldío y 11 por ciento en sus lugares de trabajo, mientras que cuatro de cada 10 fueron con arma de fuego y dos de cada 10 con arma filosa.

Por último, Veracruz con 27 casos, Chihuahua con nueve, Michoacán con cinco y Chiapas, Oaxaca Guerrero, Estado de México y Morelos con cuatro cada uno, son los estados más peligrosos para la diversidad sexual.