En la Ciudad de México sólo el 20% de las personas fallecidas durante la pandemia por Covid-19 contaban con un testamento, de acuerdo con la especialista en derecho, Sonia Juárez.

Como mexicanos no tenemos la cultura de dejar un testamento precisamente por ello porque pensamos o ligamos nuestra mente al hecho de decir sí quiero que hagas testamentos porque ya quieres que me muera y no es así esto es una cultura esto es para evitar problemas yo les digo cuando tienes que realizar un testamento nunca pienses que va a ser un gasto al contrario es una inversión para que a futuro tú ya no dejes este tipo de problemas”, comentó.

La académica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) explicó que toda persona mayor de 16 años puede hacer su testamento. Este debe realizarse con libre albedrío, en pleno uso de sus facultades mentales y ante un notario.

Sin embargo, debido a la emergencia sanitaria muchos capitalinos se han visto imposibilitados para llevar a cabo este trámite, por lo que indicó es necesario que a las personas que se encuentran hospitalizadas se les permita la elaboración de testamentos ológrafos, para que en caso de fallecer dejen todo en orden.

VIDA DETENIDA

Karla perdió a su pareja en septiembre de 2020. Ambos abrieron una agencia de colocaciones, pero el representante legal era Miguel, quien al morir no dejó testamento. Ella ha intentado poner la empresa a su nombre para continuar con el negocio, pero no ha podido, porque además no estaban casados.

Para regularizar su situación los abogados le quieren cobrar -de entrada- más de 30 mil pesos, dinero que no tiene ya que la estancia de Miguel durante más de un mes en el hospital y los gastos funerarios, la dejaron prácticamente sin recursos. Un caso similar enfrenta Tere, su madre falleció en enero pasado y aunque la señora intentó hacer su testamento el año pasado, no le fue posible por el cierre de las notarías.

Hoy Tere y sus dos hermanos, aunque están de acuerdo con la repartición de bienes que en vida hizo su madre de viva voz, no han podido hacerlo legalmente porque los honorarios de los abogados, dice, son demasiado altos. Estamos viendo ya todo esto, nosotros estamos de acuerdo y queremos poner todo en orden, pero ahorita nos detiene el dinero”.

MIRADA A FUTURO

De acuerdo con el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, entre marzo y octubre de 2020 se iniciaron 2 mil 442 juicios sucesorios, una cantidad baja si se compara con el 2019, en donde fueron 10 mil 277. Sin embargo, las autoridades del TSJCDMX explican que esto se debe a que durante el año pasado sólo laboraron cinco meses y medio, de tal forma que esperan a que en los próximos meses se incrementen de forma notable estos procedimientos jurídicos.

Para evitar que más personas en la capital mueran intestadas, el diputado de Morena en el Congreso capitalino Eleazar Rubio, presentó una iniciativa en la que propone regular el Código Civil para el Distrito Federal, para que los notarios públicos den fe de los testamentos por medios de comunicación electrónica a fin de evitar juicios sucesorios largos y conflictivos. Se haría con una aplicación que sea reconocida y que se utilice para las notarías. El dispositivo tendría que ser abierto y grabado en la notaría, en el servidor de la notaría. No sería el que una persona con su celular se pudiera autograbar.

Si una persona se contagia de Covid y considera que se encuentra en riesgo y no quiere dejar un problema a sus herederos, podría contactar a la notaría y en la notaría iniciar el procedimiento”, comentó.

De acuerdo con la Consejería Jurídica y de Servicios Legales, en 2020 a través de las jornadas testamentarias del gobierno de la Ciudad de México, se elaboraron 3 mil 701 testamentos y están pendientes por elaborar 3 mil 754, lo que da un total de 7 mil 455 testamentos pagados. Esto contrasta con años anteriores, ya que en 2019, se pagaron 18 mil 116 testamentos; y en 2018, 21 mil 602.