La semana pasada, el salón de belleza de una mujer trans ubicado en el municipio de Zacatelco fue atacado al ser grafiteado con palabras que denotaban homofobia e intolerancia por la población trans.

Sin embargo, no ha sido la única ocasión en que el negocio de la persona trans, es blanco de agresiones, ya que en por lo menos tres días de la semana pasada, miércoles, jueves y viernes, había sido pintarrajeado con las mismas palabras, mismas que borró casi de inmediato pues se trata de la fachada de su espacio de trabajo que la sostiene económicamente.

En las tres ocasiones tomó evidencia de los hechos, pero decidió no denunciarlo, hasta que el miércoles de la semana pasada, cansada de ese tipo de conductas en su contra al escribirle "joto", "maricon", y advirtiéndole que en el municipio sureño "puro macho", decidió hacerlo público a través de redes sociales.

Fue precisamente en esos espacios sociales, donde se advirtió a las autoridades que ese tipo de conductas "son el primer aviso de un inminente crimen de odio".

Incluso, establecieron que en Tlaxcala hay un pendiente en materia de respeto, inclusión y tolerancia, sentenciaron.

Ante esa situación la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) solicitó mayor información sobre los hechos para poder iniciar una investigación al respecto y dar con las personas responsables.

Sobre ese caso, la Coordinadora en Tlaxcala de la Red de Mujeres Trans, Paola Jiménez Aguirre comentó que están brindando apoyo a la mujer trans afectada y pedirán a la PGJE que se brinden las medidas de seguridad necesarias para garantizar su bienestar y seguridad, con vigilancia constante en su negocio y la periferia de su lugar de trabajo.

Dijo que los mensajes de odio escritos en su lugar de trabajo "son preocupantes porque sabemos que los discursos de odio generan acciones de odio, prueba de ello está lo sucedido en la casa del migrante en Apizaco, sabemos que México ocupa el segundo lugar en crímenes de odio hacia mujeres trans... y como presidenta de un colectivo que atiende las necesidades de las mujeres trans y como mujer trans creo necesaria la intervención de las autoridades vamos a presentar la denuncia para evitar un acto mayor".

Comentó que en días posteriores estarán evaluando si el interés por parte de la PGJE fue auténtico para hacer justicia en este caso, o solo fue una acción reaccionaria ante una denuncia que se hizo en redes sociales y que fue tema de notas informativas en medios locales y nacionales.

Paola Jiménez, lamentó que Tlaxcala sea noticia por actos homofóbicos.