El robo de hidrocarburo se ha colocado al cierre del año como el segundo delito del fuero federal con el mayor número de investigaciones iniciadas en la región Puebla-Tlaxcala y que, en el contexto nacional de la delincuencia, implica al crimen organizado.

Los delitos del fuero federal se refieren a los contenidos en las leyes federales como delincuencia organizada, delitos fiscales, tráfico de armas, migración y delitos electorales, entre otros.

De acuerdo con el reporte del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), entre enero y octubre de 2022 en Puebla y Tlaxcala se registraron 3 mil 166 y mil 199 delitos del fuero federal, respectivamente; de estos, el mayor número fueron los delitos patrimoniales, con casi una tercera parte del total en ambas entidades.

Sin embargo, el robo de hidrocarburo sigue siendo el segundo delito federal que más se comete, con 597 carpetas de investigación iniciadas en Puebla y 176 en Tlaxcala, cifra que representa el 15 por ciento del total.

El tercer y cuarto delito que atenta contra la paz social y los bienes comunitarios son la posesión de armas de fuego y explosivos y los delitos cometidos por servidores públicos, hechos que suman en Puebla 498 y 148 casos, respectivamente.

En Tlaxcala hay una variación, ya que el tercer delito que más se comete es la posesión de armas de fuego con 157 casos y el cuarto, con 59 casos, lo ocupan los delitos contra el medio ambiente, sobre todo la tala clandestina, a diferencia de Puebla donde ese lugar corresponde a delitos cometidos por servidores públicos.

Las cifras indican que, hasta octubre de este año el número de delitos federales ha disminuido respecto a 2021; para tener la variación exacta en los dos estados, el SESNSP esperará la incidencia de diciembre de 2022.