Un trabajador de oficio pintor en la empresa Tunkers, ubicada en la junta auxiliar de Sanctorum en Cuautlancingo sufrió un grave accidente al mediodía de este miércoles cuando una máquina le causó una cortadura profunda en una de las manos.

Según informes, el joven de alrededor de 30 años acudió a realizar algunos cortes con una máquina; sin embargo, una de las piezas de ésta se zafó y causó que el filo de la prensa le abriera la mano; incluso los testigos refirieron que se dañó el hueso y tendón de la muñeca, lo que le provocó un fuerte sangrado.

Sus compañeros lo auxiliaron, notificaron a la empresa de lo sucedido y lo trasladaron al Hospital de Traumatología y Ortopedia -ya que el supervisor evitó que se llamara a una ambulancia-; sin embargo, refieren que le negaron el servicio y fue llevado a un nosocomio particular.

La molestia de los empleados es que el afectado no contaba con la capacitación para realizar dichos trabajos, pues según refirieron para Urbano Noticias él se desempeña como pintor, pero su supervisor lo mandó a realizar el corte de piezas de maquinado.

Además, el personal a cargo se negó a darle una incapacidad y manejaron el accidente como una "eventualidad en el hogar" a fin de evitarse problemas mayores.