Trabajadores del Zoológico del Altiplano de Tlaxcala, reportaron esta mañana a las autoridades el robo de una guacamaya, que estaba en resguardo al interior de este inmueble.

De acuerdo a los reportes, se sabe que los trabajadores observaron por última vez al ejemplar el día miércoles cuando cerraron el zoológico, pero al regresar este jueves notaron que ya no se encontraba y su jaula estaba cortada, al igual que la malla perimetral del inmueble.

Por lo anterior dieron aviso a las autoridades, quienes constataron que la guacamaya que estaba en resguardo de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), había sido robada.

Hasta el momento, se sabe que los ladrones ingresaron durante la noche por la parte trasera del zoológico cortando la malla de protección perimetral.

Además, ninguna autoridad ha emitido un pronunciamiento por estos hechos; cabe señalar que hace algunas semanas un puma fue localizado en lo alto de un árbol en el municipio de Panotla, el cual permanece en resguardo de este zoológico.

Finalmente, el acceso al zoológico fue restringido a los visitantes y solo se permitió el paso a escuelas que ya tenían una cita para ingresar.

ma