La titular de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, FGJ-CDMX, Ernestina Godoy, señaló que el Ministerio Público del área de Procesos acreditó la responsabilidad penal de Noé Quetzal N., pues durante muchos años explotó sexualmente a decenas de mujeres, algunas de ellas menores de edad.

Una vez que el proxeneta, enganchaba a sus víctimas con la promesa de casarse con ellas, las explotaba sexualmente en diversos hoteles de Tlaxcala, Puebla, Baja California y en Ciudad de México.

Por lo anterior, Noé Quetzal N. hombre originario de Tenancingo, fue sentenciado este día a 38 años y seis meses de prisión tras comprobarse que cometió los delitos de trata de personas agravada y lenocinio agravado.

En 2012, el hoy condenado fue vinculado con el secuestro y explotación de más de 100 niñas y adolescentes en Estados Unidos de América.

Finalmente, el tlaxcalteca, que por muchos años fue buscado por el FBI (Agencia Federal de Investigaciones), por sus siglas en inglés, también fue condenado a reparar el daño a sus víctimas.

ma