De enero a agosto del 2021, el Colectivo Mujer y Utopía (CMU) documentó 24 muertes violentas con características de feminicidio, cantidad que representa 41.17 por ciento de incremento, con relación a los 17 casos registrados en el mismo periodo del año pasado.

Con base a esos datos obtenidos a través de seguimiento hemerográfico, la directora de la asociación civil, Edith Méndez Ahuactzin, consideró innegable que va en aumento la comisión del delito de feminicidio en la entidad, y que prevalece la violencia de género al cierre del periodo de gobierno de Marco Antonio Mena Rodríguez.

Este lunes se llevó a cabo el foro virtual “Tlaxcala no está en paz” en el que especialistas analizaron el escenario actual respecto a temas como violencia de género, feminicidio, desaparición de mujeres y niñas, las políticas públicas para erradicar la violencia contra las mujeres, así como el alcance de la Alerta de Violencia de Género contra la Mujeres (AVGM) en Tlaxcala.

En su participación en esta reunión realizada en forma virtual por la pandemia, la directora del CMU expuso el aumento local del delito de feminicidio y subrayó que los casos ocurrieron en 38 de los 60 municipios tlaxcaltecas.

Sin embargo, sentenció que hay una cifra negra sobre la comisión de ese delito ya sea porque los familiares de la víctimas deciden no dar seguimiento a los casos ante las autoridades competentes, o porque no son abordados en los medios de comunicación.

Edith Méndez también destacó que han documentado 116 muertes violentas de mujeres de enero de 2017 a agosto de 2021, de las cuales únicamente existen 21 carpetas de investigación y tres sentencias condenatorias, lo que refiere una efectividad de apenas el 2.58 por ciento y un rango de impunidad superior al 97 por ciento.

Sobre la implementación de políticas públicas para erradicar la violencia contra las mujeres en Tlaxcala, la feminista y activista independiente, Rosario Mendieta comentó a pesar de la creación, modificación, y adiciones a diversas leyes y códigos locales para garantizar el acceso a las mujeres a una vida libre de violencia, así como la implementación de políticas públicas, capacitaciones a servidores públicos, creación de protocolos, entre otros muchos mecanismos, en el Estado falta voluntad política y recursos para avanzar en el tema.

Por su parte, la coordinadora del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), María de la Luz Estrada abordó los antecedentes de la AVGM en Tlaxcala que data del año 2016 con la primera petición hecha por la asociación Todos para Todos para 15 municipios, la cual fue negada, y el trabajo que ha hecho la sociedad civil para poder visibilizar la situación de violencia para las mujeres y niñas en la entidad.

Además explicó por qué es importante la declaratoria de alerta para Tlaxcala, pues con ese mecanismo se ha logrado visibilizar el problema y la gravedad de la violencia contra las mujeres en el país; han empujado la creación de instituciones y políticas públicas para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres y las niñas; ha promovido la movilización de recursos materiales, humanos y financieros; además de que con las alertas se han identificado políticas, marcos legales, y públicos discriminatorios y han recomendado propuestas para su mejora en los estados