Colectivos, asociaciones civiles, y activistas denunciaron una serie de anomalías cometidas en el Juzgado de lo Familiar a cargo de Alexis Minor Flores, principalmente en procesos de guardia y custodia de menores de edad, con lo que colocan en riesgo a niñas, niños y adolescentes, por lo que solicitaron al pleno del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE)  la separación del cargo del funcionario.

En conferencia de prensa, la  presidenta de la organización civil Mujeres con Poder, Yeny Charrez Carlos acompañada de representantes de  organizaciones civiles, familiares de víctimas y sus defensores, denunciaron que el Juez de lo Familiar Alexis Minor  así como el director jurídico del Poder Judicial Alejandro Pereda Vega, han cometido irregularidades en los proceso de guardia y custodia de menores de edad; uno de los casos es el de Esmeralda N. que falleció en el año 2019 a consecuencia de cáncer y quien pidió a sus familiares no dejar en manos del padre biológico de nombre  Marcos, quien es regidor del municipio de Santa Apolonia Teacalco, a su hija y un hijo, ya que tiene antecedentes de denuncias por violencia familiar, y de supuesto abuso sexual contra su menor hija.

No obstante, la justicia ordenó a la abuela y hermana de Esmeralda entregar a la niña a su padre biológico, sin considerar que Marcos estuvo vinculado a proceso por violencia familiar, sin poner en primer  plano el interés superior de la niñez, alegando la presunción de inocencia.

Al respecto, Ixchel Yglesias González Báez, perita en Antropología Social con Perspectiva de Género, agregó sobre ese caso que existen fallas graves en los procesos de custodia de la menor hija de Esmeralda, pues tanto el juez como el director jurídico  actuaron de manera irregular en el proceso de investigación del caso.

“Acompañé a la familia el 27 de mayo con el juez Alexis Minor Flores es un sujeto  sumamente violento, déspota, misógino, entre las cosas que le dijo a la familia de Esmeralda fue ustedes están culpando a este señor no sabemos si sea inocente o no y aquí los que están desacatando la ley son ustedes al no entregar a la menor, los amenazó y les dijo que de no entregar a la menor posiblemente iban a quedar sin la posibilidad de volver a ver a la niña. La familia hizo hincapié en que había indicios de violación a la niña y el juez dijo ‘bueno, un violador, un asesino, puede ser un buen padre y ustedes no son sus padres, así que váyanle bajando porque lo que aquí va a pasar que van a perder la posibilidad de volver a ver a la niña”, explicó.

Agregó que la actuación del juez como operador del Estado da el mensaje de que “estamos en un Estado misógino, feminicida, proxeneta, y cómplice de violencias machistas y como se señala es la persecución a abogadas, activistas y defensoras”.

Por ese y otros casos similares, las activistas solicitaron la suspensión de estos servidores públicos, ya que no pueden estar en los juzgados familiares, además, como medida cautelar pidieron al pleno del Poder Judicial local para la separación del juez Alexis Minor y Alejandro Pereda así como de los servidores públicos involucrados para que conozcan de asuntos familiares mientras se inician las investigaciones en su contra.

“Pedimos justicia al pleno del Tribunal, exigimos que se hagan las investigaciones correspondientes y que cesar a aquellos que no pueden estar impartiendo justicia de ese modo y menos que sigan entregando y colocando en riesgo a niñas, niños, y adolescentes en Tlaxcala no nos pueden salir con que puede ser un tratante un buen padre o un violentador un buen padre, no nos pueden salir con que eso sea la justicia en el estado”, sentenció Charrez Carlos.