Entre ocho y diez choferes de la empresa Pronto, golpearon a dos integrantes de una familia, luego de confundir la unidad en la que viajaban con una con características similares que minutos antes habían robado en la zona de Chiautempan, la cual brindaba servicio a través de esta plataforma de movilidad.

El incidente se registró la noche de este lunes, cuando la familia que viajaba a bordo de un auto marca Kía color azul, el cual comenzó a ser perseguido por varios autos en el municipio de Chiautempan, a la altura del parque Río de los Negros; sin embargo, fue hasta los límites de las localidades de Texcacoac y Muñoztla, donde los autos le cortaron el paso y obligaron al conductor a bajar de la unidad de forma violenta.


En ese momento, tanto el conductor como el copiloto, fueron golpeados con tubos y a patadas, sin importarles que la esposa y sus tres hijas del conductor se encontraban al interior del auto y que sufrieron crisis nerviosa; por lo que al percatarse que no era la unidad que buscaban, dejaron de golpearlos y se dieron a la fuga, pues estaba próxima a llegar la Policía Municipal.

Poco después, arribaron al lugar elementos de la Policía Municipal, quienes confirmaron que tenían el reporte de robo de un vehículo con las característica similares y que brindaba servicio de la empresa Pronto, y tenían conocimiento que estaban realizando la búsqueda de la unidad, por lo que les brindaron acompañamiento unos minutos y se retiraron del lugar.

Los afectados denunciaron a este medio la forma violenta por la que se conducen los conductores y advirtieron que interpondrán la denuncia correspondientes por las lesiones y daños a las cosas, además de que exigirán el pago de los daños, pues debido a los golpes, los afectado han tenido que realizarse estudios para verificar su estado de salud, ya que los golpes causaron sangrados y esperan descartar algún daño o lesión interna.