La diputada del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Rocío García Olmedo, afirmó que en Puebla se requiere de campañas que difundan las recientes reformas que castigan la violencia de género en Puebla, entre ellas el fraude familiar que alcanza hasta 7 años de prisión.

Puntualizó que en la recta final del tercer periodo de sesiones del Congreso del Estado de Puebla, se avaló la reforma al Código Penal para fijar esta figura de delito, que también alcanza los 26 mil pesos de multa en caso de que alguien no quiera hacerse responsable de la manutención de los hijos.

Explicó que el fraude familiar se entiende, cuando la pareja construye y obtiene bienes en conjunto, pero que al momento de la separación, sea hombre o mujer, cambia de nombre las propiedades para evitar su responsabilidad ante los hijos.

Dijo que la figura de fraude familiar, aplica para el contrato civil o la figura de concubinato e insistió, que en cualquiera de los dos aspectos, se puede tener familia y no pude dejarse desprotegida a la misma.  

Con base en el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), existen tres tipos de divorcio: el solicitado por una pareja, el de acuerdo mutuo y por la separación de más de un año entre las parejas.

Aunque no hay una cifra actualizada hasta el 2020, el INEGI revela que el divorcio entre las parejas se dio entre los 5 y 20 años de matrimonio, además de que la edad promedio para la separación se encuentra entre los 39 y 41 años.