El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) anunció tres medidas para garantizar el abasto de gas LP, ante el paro que realizan gaseros de la Ciudad de México, Valle de México y Pachuca en protesta por el tope a los precios del combustible.

“Frente a esta protesta de los distribuidores y comisionistas del gas estamos tomando medidas en tres sentidos”, informó el mandatario mexicano en su conferencia de prensa matutina desde Palacio Nacional.

López Obrador informó que su gobierno ya está trabajando en garantizar el abasto del gas licuado del petróleo (gas LP) ante este paro que se realizó en la Ciudad de México, Valle de México y Pachuca.

“Primero garantizar el abasto del gas a los pobladores de la Ciudad de México, del Valle de México y de Pachuca, porque no es un asunto nacional, afortunadamente, es aquí en la ciudad donde hubo esta protesta el día de ayer y en Pachuca, todo esto porque se habló de que era un paro nacional y se difundió mucho en ese sentido. Ya estamos viendo cómo garantizamos el abasto en una situación de emergencia, eso es lo primero que quiero transmitirle a la gente”.

El presidente de México anunció se analiza la posibilidad de presentar denuncias contra quienes se nieguen a cumplir con su obligación de prestar el servicio de gas LP.

“El punto dos es que se está analizando la posibilidad de presentar denuncias en contra de quienes se nieguen a cumplir con su obligación de prestar el servicio de un insumo fundamental para la gente, desde distribuidores hasta comisionistas”.

Finalmente, el Ejecutivo Federal aseveró que se usará a la Guardia Nacional para proteger las instalaciones y equipos de distribuidores y comisionistas que ayuden a que no falte el abasto del gas, y así evitar que sean vandalizadas por estos grupos que están en contra del tope a los precios del gas LP.

“Tercero se va a hablar con los distribuidores y con los comisionistas para ofrecérseles garantías de seguridad, porque ayer comentaban que no podían salir porque les podían vandalizar sus unidades, va a intervenir la Guardia Nacional para proteger a distribuidores, comisionistas, que ayuden para que no falte el abasto del gas”.

El Gremio Gasero Nacional entró el martes 2 de agosto en huelga indefinida después de que la Comisión Reguladora de Energía (CRE) limitara los precios máximos a los que se puede vender a los usuarios el gas licuado del petróleo (gas LP).

En la Ciudad de México, según la regulación de precios de la CRE, ningún usuario deberá pagar más de 11.52 pesos por litro para tanques estacionarios y 21,33 pesos por kilogramo, cuando se trate de cilindros metálicos.

A inicios de julio, el presidente López Obrador anunció la creación de un órgano público, llamado Gas Bienestar, que prevé suministrar este combustible a un precio justo.