Los partidos Morena, Acción Nacional (PAN) y Movimiento Ciudadano (MC) obtuvieron el triunfo este 6 de junio en seis municipios donde sus candidatos o aspirantes fueron asesinados durante el proceso electoral, de acuerdo con el conteo del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP).

En una revisión realizada por La Razón, de los 36 cargos públicos que buscaban candidatos y aspirantes que fueron asesinados, seis fueron obtenidos por los partidos o alianzas que los postularon.

En Moroleón, Guanajuato, la victoria fue para Alma Sánchez, hija de Alma Rosa Barragán, quien fue asesinada a unos días de la elección durante un mitin. La candidata de MC arrasó con 48.5 por ciento, equivalente a 10 mil 5 votos.

El homicidio del también emecista René Tovar fue reportado un día antes de los comicios, los cuales ganó con 49 por ciento de las preferencias. El sustituto que ocupará la presidencia municipal será Omar Ramírez.

Otro caso es el homicidio de Pedro Gutiérrez, precandidato de Morena al municipio de Chilón, en Chiapas, ocurrido en marzo pasado. El partido tiene el triunfo virtual del ayuntamiento con un 42.4 por ciento de los votos.

En tanto, el panista Fernando Gasca ganó el ayuntamiento de Santa Cruz de Juventino Rosas, Guanajuato, luego de que su predecesor, Juan Antonio Acosta, fue asesinado durante este periodo electoral, en enero pasado.

En Veracruz, Morena ganó dos municipios donde sus candidatos fueron asesinados. Se trata de Misantla, donde Jorge Alfredo Gaspar aspiraba a ser candidato, y que finalmente ganó Javier Hernández, con 39.3 por ciento de la votación.

Mientras que en Tierra Blanca se alzó con la victoria Álvaro Gómez Flores con un 48 por ciento de los sufragios, luego de que uno de los precandidatos, Manuel Dimas, fue ultimado.

En los comicios de 2021, 75.6 por ciento de los 36 asesinatos contra candidatos o aspirantes han quedado impunes, ya que sólo han reportado detenidos en dos de cada 10 homicidios.

Una revisión hecha por La Razón indica que han sido detenidas 15 personas por nueve crímenes. En tanto, los otros 27 son investigados por las fiscalías locales, pero no hay sentencias ni detenciones.

Las aprehensiones ocurrieron por dos homicidios de aspirantes de MC, dos de Morena, dos del PAN, uno del PRI, uno del PVEM, uno sin partido y un candidato independiente.

"La narrativa que emplean (las autoridades) acusando al narco es una justificación para soslayar la responsabilidad que tienen las autoridades para investigar este asunto", Rubén Salazar, Director de la consultora Etellekt.

Nota completa AQUÍ.