Las autoridades de Indonesia reportaron este martes 268 muertos y más de mil heridos por el terremoto de magnitud 5.6 que la víspera sacudió la isla de Java.

Según el último parte de la Agencia Nacional para la Gestión de Desastres (BNPB, por sus siglas en indonesio), se han verificado 268 muertes, mil 83 heridos y 151 personas desparecidos por el terremoto registrado el lunes cerca de la localidad de Cianjur.

La mayoría de las víctimas del sismo, ocurrido a 75 kilómetros de Yakarta, murieron aplastadas por el colapso de edificios, detallaron las autoridades.

El gobernador de Java Occidental informó además que muchas de las víctimas son niños que se encontraban en la escuela cuando golpeó el terremoto, cuyo epicentro se situó a 10 kilómetros de profundidad.

En cuanto a los daños causados en materia de infraestructura, las autoridades reportaron este martes que 22 mil viviendas fueron destruidas y más de 58 mil personas han sido desplazadas.

El presidente de Indonesia, Joko Widodo, visitó hoy las zonas afectadas, mientras que los servicios de emergencia trabajan contra reloj para rescatar a víctimas de entre las casas derruidas y de los deslizamientos de tierra provocados por el sismo.

Widodo visitó a las víctimas alojadas en tiendas de campaña y prometió ayudas para reconstruir las viviendas destruidas o dañadas, según un comunicado de la BNPB.

La agencia de desastres señaló que está siendo difícil llegar a algunas zonas aisladas debido a que las carreteras han sido afectadas por corrimientos de tierra.

El sismo no fue muy potente, según los estándares en Indonesia, pero fue a poca profundidad y afectó a una zona montañosa.