Un hombre que dio positivo al virus del ébola falleció ayer, confirmaron este martes autoridades de salud de Uganda.

Aún se desconoce cómo contrajo la enfermedad el joven de 24 años, quien vivía en el distrito central de Mudebne, 150 kilómetros al oeste de la capital, Kampala.

“En estos momentos estamos colectando más información sobre la posible fuente de la infección”, dijo el Ministerio de Salud, que mencionó un posible brote nuevo porque seis personas en el área (entre ellos, tres niños) murieron en el último mes tras sufrir lo que funcionarios llamaron una "enfermedad extraña".

El hombre fallecido por ébola fue atendido en un inicio por otras enfermedades, incluyendo malaria y pulmonía, cuando pidió atención médica en su pueblo, de acuerdo con el comunicado. La Organización Mundial de Salud (OMS) reportó por separado que ocho posibles pacientes con ébola estaban siendo tratados en el país africano de 45 millones de habitantes.

“Uganda no es ajena al control efectivo del ébola. Gracias a su experiencia, se han tomado acciones rápidamente para detectar el virus y podemos contar con su conocimiento para frenar la diseminación de infecciones”, dijo Matshidiso Moeti, director regional de la OMS para África.

El ébola, que se disemina por contacto con fluidos corporales de una persona infectada o con materiales contaminados, se manifiesta como una fiebre hemorrágica letal. Los síntomas incluyen fiebre, vómito, diarrea, dolores musculares y en ocasiones hemorragia interna y externa.

Uganda ha tenido múltiples brotes de ébola, incluyendo uno en 2000 que mató a centenares de personas.