El número de muertos por la explosión en el Hotel Saratoga en La Habana el viernes ascendió a 45 y los rescatistas dijeron que creen que ahora han recuperado a todas las víctimas.

Ya no hay nadie que esté dado por desaparecido”, dijo el coronel Luis Guzmán, jefe del Cuerpo de Bomberos de Cuba

Un total de 98 personas resultaron heridas a causa de la explosión y 16 personas permanecen hospitalizadas, según el Ministerio de Salud de Cuba.

Las autoridades han dicho que creen que una fuga de gas causó la explosión.

El coronel Guzmán dijo que los trabajadores continuarán despejando el área de escombros durante una conferencia de prensa este jueves.

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, ordenó duelo nacional desde las 6 a.m. del 13 de mayo hasta la medianoche del día siguiente, según medios estatales cubanos, y ordenó que todas las banderas ondearan a media asta durante ese período.

El martes, el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, visitó por tercera ocasión las inmediaciones del Hotel Saratoga, según una publicación de la Oficina Presidencial cubana. Díaz-Canel indicó en redes que "el Hotel Saratoga la prioridad sigue siendo encontrar a los desaparecidos".

Posible causa de la explosión

Se cree que una fuga de gas es la causa de la explosión en el Hotel Saratoga, según la Oficina Presidencial cubana, quien dijo que se darían más detalles.

“Todo indica que la explosión fue provocada por un accidente”, dijo la Oficina Presidencial cubana en un tuit.

Crece la cifra de muertos tras la explosión en un hotel en Cuba

Testigos describieron una "explosión enorme", que aparentemente destruyó autobuses y autos afuera del hotel en el centro de la ciudad.

Las imágenes de la escena mostraron la fachada volada de al menos tres pisos del edificio adornado con estuco verde y blanco. Se podían ver columnas de polvo y humo que se elevaban alrededor de los escombros en el suelo.

Un equipo de CNN en el terreno vio a una mujer ensangrentada siendo llevada del lugar de la explosión. Los bomberos estaban usando sus propias manos para mover trozos de granito y piedra rotos para sacar a la gente de los escombros. Pedazos de toldos de metal, balcones y grandes trozos de piedra estaban esparcidos a unos 90 metros de distancia del hotel.

Díaz-Canel, visitó este viernes el lugar de la explosión y el hospital Hermanos Ameijeras, a donde fueron enviadas varias víctimas, según imágenes compartidas por la Oficina Presidencial en Twitter.

Dijo que la explosión "no fue una bomba ni un ataque, es un accidente lamentable", después de regresar al lugar de la explosión.

Los hospitales continúan atendiendo a todos los heridos y las actividades de rescate continúan, agregó.

El canciller de México tuiteó su solidaridad con las víctimas de la explosión. “Nuestra solidaridad a víctimas y afectados así como al pueblo de ese entrañable pueblo hermano”, expresó Marcelo Ebrard.

La historia del lujoso Hotel Saratoga, destruido por una explosión en La Habana

El hotel fue construido a finales del siglo XIX y, en la década de 1930, era uno de los hoteles más importantes de la ciudad. Cuenta con 96 habitaciones desde su reapertura en 2005 tras una remodelación, según su sitio web. Por sus puertas han pasado personalidades como el escritor Rafael Alberti.

Dos turistas españoles resultaron afectados por la explosión

Una turista murió y otro resultó gravemente herido tras la explosión en el Hotel Saratoga de La Habana el viernes, según anunció el sábado el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez.

"Nos llega una trágica noticia desde Cuba. Ha muerto una turista española y otro ciudadano español está gravemente herido tras la explosión del hotel Saratoga", tuiteó Sánchez.

“Todo nuestro cariño para sus familias y las de todas las víctimas y heridos. Nuestro apoyo al pueblo cubano”, agregó Sánchez.

Una "explosión enorme"

Testigos le dijeron a Patrick Oppmann, corresponsal de CNN, en el lugar que había ocurrido una "explosión enorme".

Imágenes desde la escena muestran la fachada de al menos tres pisos del edificio destruida. También se podían ver columnas de polvo y humo que se elevaban alrededor de los escombros en el suelo.

Autobuses y automóviles fuera del hotel también quedaron destruidos.