China decretó masivas restricciones de viaje debido a uno de los mayores brotes de covid-19 desde el inicio de la pandemia y al aumento del número de contagiados por la cepa Delta del coronavirus.

En un nuevo endurecimiento de las medidas por todo el país, ciudades como Nanjing y Yangzhou, en la provincia de Jiangsu, cancelaron todos los vuelos domésticos, mientras que Pekín suspendió 13 líneas ferroviarias y se detuvo la venta de billetes a la capital desde 23 estaciones, informa Xinhua. Al mismo tiempo, las ciudades de Yangzhou, Wuhan y Zhengzhou realizan pruebas del coronavirus masivas y Zhengzhou exige ahora que las personas muestren un resultado negativo de la prueba del coronavirus para poder salir de la ciudad.

El lunes, el país reportó 61 nuevos casos transmitidos localmente, 45 de los cuales fueron identificados en las provincias de Jiangsu. Para el miércoles, la nación contaba con cuatro zonas de alto riesgo y 125 zonas de riesgo medio para covid-19.