Alejado de los protocolos, el príncipe Felipe tenía una especial afición por la cocina, así que siempre que podía, él, mismo se preparaba su desayuno e incluso cocinaba para la reina cuando los sirvientes se había retirado de la residencia.

¿Qué mantuvo sano al príncipe Felipe durante toda su vida?

Según el libro “Dinner at Buckingham”, se dio a conocer que el príncipe Felipe solía ser bastante tradicional en cuanto a su desayuno, e incluso disfrutaba de hacerse preparaciones clásicas de omelettes con tocino.

“El desayuno y los snacks de cena son sus especialidades. A dónde sea que vaya, insiste en llevar su sartén eléctrico con tapa de vidrio para que pueda cocinar. Para desayuno prepara tocino, huevos y salchichas son sus materiales básicos, aunque también cocina hígados y omelettes”, reveló el chef Charles Oliver, autor del libro.

Otras preparaciones que el príncipe Felipe sabía hacer a la perfección eran los huevos revueltos y eglefino ahumado, hongos salteados en mantequilla con tocino y omelette con tocino. Al esposo de la reina Isabel le llamaban más la atención esta clase de platillos que incluso se pueden considerar como “poco saludables”.

Aunque eso sí, no se puede culpar enteramente de su longevidad a su dieta, dado que fue uno de los hombres más privilegiados del mundo al unirse en matrimonio con la monarca de Inglaterra; así que seguramente su holgada vida lo llevó a poder vivir casi un siglo.


F.RadioFórmula