La Red Mexicana de Cuencas (RMC) alerta de la alta sobrexplotación del agua subterránea de una cuenca en Puebla, poniendo en riesgo la seguridad hídrica de la región Puebla-Tlaxcala.

El reporte señala que hay 157 acuíferos sobreexplotados en el territorio mexicano, la mayoría localizados en Chihuahua, Estado de México, San Luis Potosí y Durango.

Sin embargo, por porcentaje de agua explotada, la Ciudad de México se ubica con una sobreexplotación del 100 por ciento de agua subterránea, Aguascalientes con 77 por ciento y Guanajuato con 60 por ciento.

La RMC alerta que un acuífero de Puebla ha sido sobreexplotado en 20 por ciento, mientras que la cuenca de la región hidrológica del Río Alto Atoyac, si bien no tiene alta sobrexplotación, presenta una extracción de agua anual de alto volumen.