Todos los productos y procesos para la preparación de alimentos en los hospitales de la Secretaría de Salud (SESA) de Tlaxcala, cumplen entre un 80 y 100 por ciento con la Norma 251 SSA1-/ 2009 sobre las prácticas de higiene para el proceso de alimentos y la Norma 127 SSA1-2017 sobre la calidad del agua que se utiliza y consume, aseguró el titular de la Comisión Estatal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios del Estado de Tlaxcala, (Coeprist), Francisco Ramírez Campos.

En conferencia de prensa, rechazó los señalamientos por presuntas irregularidades sanitarias en esta área del sector, como acusaron los propios trabajadores y la lideresa de la Sección 27 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA), Blanca Águila Lima.



Explicó que, para la preparación de los alimentos, existen cuatro tiempos, la Adquisición de los Productos, Almacenamiento, Preparación y Distribución, proceso que tiene una inspección  tan rigurosa que todos todo lo adquirido es sometido a un examen de laboratorio para conocer su nivel coloidal.

Subrayó que hay un procedimiento basado en el color, olor y textura de los productos, lo cual está contemplado en la norma, características que incluso se aplican en casa en la preparación de los alimentos.

Ramírez señaló que, a diario, es rechazado el 20 por ciento de los productos que llegan por no reunir los parámetros de calidad, de tal forma que son seleccionados desde el momento de la compra y, de no ser así, existirían centenares de personas enfermas por consumir verduras o carnes en estado de descomposición y hasta ahora no hay casos de infección gastrointestinal en los hospitales por esa razón.

Del mismo modo, existe una vigilancia en los depósitos y cisternas de agua en los hospitales, los cuales cuentan con un cartucho que mantiene el hipoclorito por encima del 2 por ciento, nivel mayor al tradicional, que es de .02, para combatir el nivel alto de bacterias que existen en un hospital.

El funcionario estatal expuso que los señalamientos vertidos por la representación sindical, sobre presuntas irregularidades sanitarias, son parte de una “campaña de desprestigio” orquestada por la dirigente gremial, Blanca Águila Lima, con "tintes políticos" que, dijo, rayan en lo "irresponsable".

Por lo anterior, exhortó a la dirigente sindical a que se conduzca con "cautela, discreción y veracidad", porque todo lo que ha dicho contra la Secretaría de Salud y la preparación de alimentos crea alarma entre la población y genera tristeza, además sería improcedente pedirle a la ciudadanía que llevará sus propios alimentos, lo cual no sería posible y generaría afectaciones reales.

Aclaró que, en caso de que no se cumpla con la norma sanitaria, se reforzará la vigilancia y protocolos sanitarios en todos los hospitales de la SESA, pues ya se llevan a cabo supervisiones en las zonas de Calpulalpan y Huamantla a efecto de verificar los procedimientos y optimizar las medidas sanitarias.