El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta solicitó al consejero jurídico, Carlos Palafox Galeana, la elaboración de una iniciativa de reforma al Código Penal para aumentar la sanción del delito de simulación de secuestro, el cual, en la actualidad, solo se castiga con servicio a la comunidad.

El mandatario abordó este tema durante su acostumbrada conferencia de prensa virtual, tras ser interrogado por el caso de Edú, quien fingió su secuestro para exigir a sus familiares un rescate por 500 mil pesos, de los cuales usaría 250 mil para saldar una deuda.

La Fiscalía General del Estado esclareció el presunto plagio de esta persona de 40 años de edad, supuestamente ocurrido el pasado 13 de este mes, cuando los familiares denunció el plagio y las llamadas telefónicas que recibieron de “un hombre que aseguró tener privada de la libertad a la supuesta víctima por quien exigía la entrega de 500 mil pesos”.

Según esta carpeta de investigación, la denunciante explicó que Edú manejaba su motocicleta, la cual fue hallada abandonada en el Libramiento de San Martín Texmelucan, por lo que pobladores de San Juan Tuxco, comunidad del municipio de San Martín Texmelucan, bloquearon la autopista México-Puebla para exigir su liberación.

La Fiscalía Especializada en Investigación de Secuestro y Extorsión estableció que Edú se trasladó a la Ciudad de México, donde estuvo hospedado en diferentes hoteles y que él mismo habría realizado las llamadas de exigencia a sus familiares.

Por lo anterior, Barbosa Huerta reveló que ha hablado con el fiscal general, Gilberto Higuera Bernal, quien le contó lo sucedido, por lo que consideró "lamentabilísimo este tipo de comportamientos".