Durante el primer trimestre de 2022 Tlaxcala volvió a superar a Puebla al mantenerse como la única entidad que no cuenta con deuda pública durante este periodo y encabeza la lista de los estados con bajo nivel de obligaciones financieras.

En tanto,  Puebla tiene una deuda de 6 mil 10 millones de pesos, lo que significa que la deuda per cápita es de 894 mil pesos, la décima más baja, indica el estudio sobre las "Obligaciones financieras de las entidades federativas de México" que publica el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP).

El informe refiere que los estados son los mayores tenedores de deuda pública con el 87.7 por ciento contratado de los 576 mil 651.6 millones de pesos. Tlaxcala no tiene hasta ahora deuda pública debido a que su constitución lo prohíbe. Puebla, en cambio, tiene una deuda de más de 6 mil millones de pesos aunque, según el CEFP, este primer trimestre disminuyó en 88.6 millones de pesos.

El 79 por ciento de la deuda en esta entidad fue adquirida por el gobierno del estado, 20 por ciento por los gobiernos municipales y el resto por organismos públicos, mientras que el 80 por ciento fue adquirida a la Banca Múltiple, es decir, préstamos a bancos.

El informe refiere que la deuda per cápita en Puebla es la segunda más baja, solo después de Tlaxcala que reporta saldo negativo y Querétaro; es decir, es de 894 mil pesos contra el promedio nacional de una deuda per cápita de 4 mil 816 pesos. Los pobladores más endeudados son los de Nuevo León con una deuda pero cápita de 15 mil 34 pesos o los de Chihuahua y Quintana Roo con 13 mil y 12 mil pesos.

Además, Puebla también es de las entidades menos endeudadas de acuerdo al criterio sobre el porcentaje de la deuda con respecto a los ingresos estatales totales, es decir, las obligaciones financieras de la entidad corresponden solo al 6 por ciento de sus ingresos. En Nuevo León, por ejemplo, la deuda corresponde al 78 por ciento de sus ingresos.