Este día en el patio Vitral del Congreso del Estado, activistas y autoridades de Tlaxcala, participaron en el denominado “foro Participación Ciudadana para el Reconocimiento y Armonización de Leyes sobre la Violencia Vicaria”, el objetivo es que se realicen aportaciones a las reformas de las leyes relacionadas con la figura citada, a efecto de que se reconozca, visibilice, erradique y sancione este tipo de violencia.

Es de mencionar que la diputada Diana Torrejón Rodríguez, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, Grupos Vulnerables y Derecho de Niñas, Niños y Adolescentes en el Congreso local promueve la Ley Vicaria, al hacer uso de la voz resaltó que esta violencia debe ser reconocida y sancionada, pues consideró es la máxima expresión de violencia de género, de tal modo que se debe garantizar el pleno acceso a una vida libre de violencia.

En su intervención, la magistrada Mary Cruz Cortés Ornelas, presidenta del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE), dijo que es factible crear una Ley que proteja a las víctimas contra la violencia vicaria. Propuestas que deben estar encaminadas a la protección de hijas e hijos, es decir no se debe perder de vista las víctimas directas.

En el foro, también participó la presidenta de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), Jakqueline Ordóñez Brasdefer, quien dijo que la violencia vicaria no es un tema nuevo, pues en los últimos años este fenómeno social ha estado en cualquier rincón de la sociedad, al grado de manifestarse con más frecuencia.

De acuerdo a cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en Tlaxcala se registraron 530 divorcios la mayoría de ellos encausados, haciendo referencia a violencia familiar.

“Muchas la violencia, no termina con el divorcio, muchas veces es el principio de una nueva forma de violencia, aquella que conocemos como violencia vicaria, un tema que se debe abordar como una disciplina multidisciplinaria”.