El año pasado la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) recibió 61 denuncias de mujeres por trata de personas con fines de explotación sexual, de las cuales, solo inició una carpeta de investigación, mientras que 60 se encuentran en “atención integral”, refiere el oficio de respuesta No. 291213221000081 que la PGJ publicó en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT).

Los datos oficiales señalan que 34 de las 61 denuncias fueron anónimas y 22 por comparecencia de las víctimas principalmente de los municipios de Contla, Xiloxoxtla, Tenancingo, San Pablo del Monte, Teolocholco, Tzompantepec, Chiautempan y Tlaxcala, mientras que 10 fueron presentadas por víctimas de los estados de Puebla, Nayarit, Tabasco, Veracruz y Ciudad de México.

La PGJE reconoce que solo abrió una carpeta de investigación por el delito de trata de personas con fines de explotación sexual, mientras que 60 se encuentran en “atención integral” que, según el Modelo Integral de Atención a Víctimas, es el un conjunto de procedimientos y acciones para proporcionar atención, asistencia, protección y reparación integral a las víctimas del delito, así como impulsar su empoderamiento y prevenir la revictimización.

Se trata de apenas el 1.6 por ciento de casos investigados del total de denuncias registradas el año pasado. Las cifras además refieren que se acreditó que cinco víctimas son menores de edad y 26 mayores de edad, además de que solo tres fueron canalizadas a albergues del estado, de acuerdo con información proporcionada por Soledad Reyes Zambrano, agente del MP encargada de la Fiscalía Especializada para la Investigación y Persecución de Delitos en Materia de Trata de Personas.