El ayuntamiento de Puebla fue quien autorizó la realización del Festival Catrina en el Parque Ecológico, reveló el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta quien aseguró que su administración asume el costo político y los daños que se hubieran causado a las aves y los árboles del lugar, los cuales –aseguró- serán resarcidos.

En entrevista, el mandatario poblano señaló que la autorización ya estaba otorgada por la administración de la alcaldesa capitalina, Claudia Rivera Vivanco, y justificó que él no se podía oponer a un concierto para los jóvenes poblanos.

"Lo que se haya dañado que se resolva, lo asumimos como costo, lo vamos a resolver, se va a remediar, ya estaban otorgados los permisos, por el ayuntamiento, yo no iba a oponerme a que se llevará a cabo un gran concierto para los jóvenes poblanos", expresó.

Barbosa Huerta aseguró que Puebla seguirá siendo sede del festival de música aunque para las ediciones futuras el gobierno estatal buscará un lugar adecuado, y no el ayuntamiento.

Acude a misa dominical

Lo anterior, tras acudir a misa dominical en la Catedral acompañado por su esposa Rosario Orozco Caballero, donde sostuvo una breve charla con el arzobispo Víctor Sánchez Espinosa, con quien dijo el único proyecto en el que han coincidido es la instalación de la réplica de la Capilla Sixtina en el atrio de Catedral.

Barbosa Huerta aseguró que ambos tienen claro el ámbito de su desempeño, el eclesiástico y el ejercicio del poder ejecutivo, mientras que monseñor consideró que tendrían como objetivo común el bienestar de la sociedad.

En ese sentido, Sánchez Espinosa se dijo dispuesto a sumar con las autoridades, pues aunque siguen caminos distintos, tienen como causa común el bienestar de la sociedad.

Asimismo, señaló que la réplica de la Capilla Sixtina ha sido un éxito, pues todos los días es abarrotada por turistas locales y extranjeros.