Un juez en Los Ángeles ordenó al actor el pago a MRC por los costos asociados a eliminar su presencia de la conocida serie de Netflix.

El año pasado, Spacey había recibido la orden de compensar a la empresa MRC después de que varios miembros jóvenes del equipo de la serie acusaran a Spacey de conducta inapropiada, algo que él niega.

El actor apeló esa decisión, pero su petición fue rechazada.

Según MRC, Spacey les debe millones de dólares en ganancias perdidas debido a que su presunta mala conducta significó que su personaje tuvo que ser eliminado de la sexta temporada de House of Cards y el número de episodios tuvo que ser reducido de 13 a 8.

MÁS INFORMACIÓN AQUÍ