Spotify introdujo para sus usuarios en Estados Unidos sus primeros 300 mil títulos de audiolibros, un sector de los contenidos digitales que ha mostrado notables aumentos.

El consumo de audiolibros ha crecido alrededor de 20 por ciento cada año, por lo que su actual cuota de mercado de entre 6 y 7 por ciento pronto podría verse ampliada.

La compañía de streaming indicó que así, su servicio se convierte en "el verdadero destino para las necesidades de escucha de todos", pues además de la música, ha ofrecido con éxito podcast.

Los audiolibros aparecerán en la aplicación de Spotify como una sección en la biblioteca de los usuarios, donde podrán buscar títulos a recomendaciones basadas en sus intereses.

Aunque este servicio ha empezado solo en Estados Unidos, cuyos usuarios podrán comprar en una web, no sería descabellado pensar en que esto podría extenderse a más países de tener el éxito esperado.

El audiolibro que compren aparecerá en su biblioteca, y tendrá opciones como la descarga de contenido "offline", el marcapáginas para retomar la escucha donde se dejó, y la posibilidad de calificar y comentar.

"Tal como hicimos con los podcast, esto presentará un nuevo formato a una audiencia que nunca antes lo había consumido, desbloqueando un segmento completamente nuevo de oyentes potenciales", expresó Spotify.