La coalición Juntos Haremos Historia en Tlaxcala aseguró que la denuncia interpuesta por el equipo de campaña de Anabell Ávalos Zempoalteca es parte de la “guerra sucia” para allegarse de votos a través de la “denostación”.  

“Dichos actos buscan la denostación y la guerra sucia que desde el inicio de esta contienda electoral han realizado en contra de la licenciada Lorena Cuellar Cisneros, por ser la candidata que lidera en todas las encuestas electorales del estado”, dicen en un comunicado.  

Y es que esta mañana la coordinadora de campaña de la coalición Unidos por Tlaxcala, Minerva Hernández Ramos, presentó una queja ante el Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE) contra Lorena Cuellar Cisneros por el probable uso de elementos religiosos para promocionar su imagen durante la campaña electoral.    


Por esta acusación, el equipo de campaña de la candidata de Morena rechazó los señalamientos y anunció que las denuncias falsas constituyen un delito electoral porque buscan manipular la preferencia del electorado.  

Rechazamos contundentemente la denuncia interpuesta por la alianza Unidos por Tlaxcala con relación a que la candidata Lorena Cuellar Cisneros utiliza amuletos y símbolos religiosos en su propaganda oficial… con esto se aseguran los actos de desesperación de la alianza que cae en mentiras, con el fin de manipular la preferencia electoral incurriendo en un delito electoral”.