El secretario general de la sección 31 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Demetrio Rivas Corona declaró que apuestan por el esquema híbrido de educación, que es una mezcla entre la educación a distancia con la tradicional, para el regreso a clases  presenciales, esto aún con la  aplicación de vacunas contra la COVID 19 al personal docente.


Aunado a ello, consideró que ese regreso a las aulas tendrá que ser también cuando existan las condiciones para hacerlo, por ejemplo en semáforo verde que es nivel bajo de contagios de coronavirus, y una vez que el Consejo Estatal de Salud lo avale.


Lo anterior el SNTE está  dispuesto a  trabajar con las autoridades educativas para plantear mecanismos con los que  se garantice la salud de los estudiantes, de las y los trabajadores de la educación.


Para ello, recomendó instaurar un sistema híbrido que permita la educación presencial de manera escalonada y a distancia al mismo tiempo.

“Se tiene que buscar los mecanismos si, igual y una educación híbrida en ese sentido, por lo presencial y porque siga en línea para no poner en desventaja a nadie, yo creo que nos esos tres aspectos es muy importante porque da mayor seguridad y garantía, coincidimos en la necesidad en que debe ser presencial”.

Expuso que con el cuidado de las medidas sanitarias y una vez que el magisterio esté vacunado, el regreso a las aulas debe materializarse por el bienestar de los alumnos, en cuanto a su aprovechamiento educativo.

 “No es lo mismo estar atrás de un aparato de estos que las clases presenciales, jamás será lo mismo y eso es algo que se está trabajando y yo espero que así como ya está por concluir la vacuna en mayores de 60 años que pueda con la vacuna se podría generar esa seguridad para el regreso a clases”.

Rivas Corona enfatizó que el regreso a clases deberá ser de mutuo acuerdo entre padres de familia, docentes y autoridades, privilegiando la salud de la comunidad educativa.