“No serán unas vacaciones normales para ninguno de nosotros porque la lucha no ha acabado." Más de 100 mil universitarios, entre estudiantes, docentes y trabajadores, de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) comenzaron este fin de semana su periodo vacacional de Verano que se extenderá por 15 días.

Ante el inicio del periodo vacacional y luego de concluir el primer semestre escolar, el rector de la máxima casa de estudios, Alfonso Esparza Ortiz, reconoció el compromiso, entrega y dedicación de investigadores, docentes, estudiantes y trabajadores durante la emergencia generada por el covid-19. “No serán unas vacaciones normales para ninguno de nosotros porque la lucha no ha acabado.

Estas vacaciones van a estar llenas de recuerdos de todo lo que hemos vivido en estos meses y la idea de lo que nos falta por enfrentar. Por eso, quiero recordarles algo: ustedes han aguantado, ustedes han resistido y ustedes han peleado como nadie”, explicó.

En su mensaje dirigido a la comunidad universitaria, Esparza Ortiz llamó a poner un esfuerzo extra para continuar enfrentando la emergencia sanitaria y recomendó cumplir con todas las medidas para reducir la posibilidad de contagios.“Hagamos ese esfuerzo extra que tanto necesitamos.

Se quedaron en sus casas haciendo un largo paréntesis en sus vidas, pero sabían que estaban haciéndolo por sus familiares, por sus compañeros, por Puebla y por México”, destacó.

Durante su mensaje a los universitarios, el rector hizo una mención especial por aquellos universitarios perdieron la vida a causa del covid-19. “Hoy quiero recordar a quienes nos han dejado, a quienes no pudieron vencer a la enfermedad, pero nos recuerdan por qué seguimos resistiendo”, apuntó.

Esparza Ortiz reconoció que algunos universitarios tuvieron dificultades para seguir las clases en línea, desde la falta de equipos hasta la falta de conectividad para mandar información y trabajos; sin embargo, al final, se adaptaron.

De forma especial, el rector de la máxima casa de estudios del estado resaltó el trabajo que realizaron los docentes, quienes redoblaron esfuerzos para acercarse a los estudiantes; y, al mismo tiempo, agradeció a los investigadores que siguieron con sus proyectos.

Descubrieron que eran más fuertes y más responsables de lo que creían. Cambiaron sus horarios, cambiaron sus hábitos porque sabían que esa era la única forma de enfrentar esta contingencia.

Los profesores desarrollaron nuevas formas de enseñar, nuevas formas de explicar, se preocuparon por sus alumnos para que nunca ninguno se sintieron solos. Supieron estar a la altura. Nuestros investigadores siguieron investigando, siguieron profundizando, siguieron trabajando porque saben que cuanto todo esto acabe, serán más necesarios que nunca. Vamos a necesitar de su talento para enfrentar lo que venga”, apuntó.

Esparza Ortiz explicó que los trabajadores de las áreas de seguridad y de limpieza siguieron en sus puestos, realizando su trabajo para que las instalaciones de la institución se encuentren listas para el reinicio de actividades presenciales cuando las autoridades sanitarias lo recomienden. “Los trabajadores de seguridad y de limpieza estuvieron pendientes para que nada cambiara, para que el día que regresemos, encontremos a nuestra BUAP de siempre”, apuntó.Aseguró que, tras las experiencias vividas, los universitarios recibirán el periodo Otoño 2020 en mejores circunstancias, con mayores herramientas y con apoyos para toda la comunidad universitaria, principalmente a los estudiantes.

“Ustedes han demostrado que cuando hay un gran reto, se ponen en primera fila. Ustedes que lo enfrentan con fuerza y determinación. Sé que contamos con ustedes.

Estas vacaciones sigan cuidándose, sigan protegiendo a los mayores, sigan vigilando las medidas sanitarias. Sigan ayudando. Recuerden que ser de la BUAP es amar el conocimiento. Ser de la BUAP es ser luchadores y luchadoras. Ser de la BUAP es ser responsables con nuestra comunidad y con Puebla.

Regresaremos más fuertes, con más ganas, con nuevas ideas, regresaremos más BUAP que nunca”, finalizó.