El mercado laboral de Tlaxcala no ha logrado mejorar las condiciones de los trabajadores, al no alejarse de las 10 entidades con el mayor porcentaje de su fuerza laboral parada. En el tercer trimestre de 2022 la entidad fue la octava con la mayor tasa de desempleo al cerrar en 3.8 por ciento de desocupación, lo que significó que 24 mil 184 tlaxcaltecas no lograron conseguir trabajo, revela la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En tanto, los datos sobre el empleo en Puebla ha ido fluctuando a lo largo del año, buscando la estabilidad dentro de un panorama nacional e internacional inestable. En el tercer trimestre del año, el número de desempleados fue de 81 mil 811 personas, volviendo a situarse en una tasa de desempleo de 2.7 por ciento y entre las entidades con niveles medios de desocupación; con esto, en la región, 105 mil 995 personas no consiguieron empleo.

Las cifras para las dos entidades son distintas e incluso opuestas según cada uno de las condiciones laborales que el Inegi analiza, aunque solo en la informalidad laboral ambos estados comparten la misma tasa.

Por ejemplo, la tasa de desempleo de Tlaxcala de 3.8 por ciento supera al 2.7 por ciento de Puebla e incluso supera a la tasa de desempleo nacional, que cerro en 3.4 por ciento.

Tlaxcala también supera a Puebla respecto a la tasa de subocupación -condición laboral que considera a aquellas personas que tienen empleo, pero trabajan menos horas de las que necesitan para obtener los ingresos necesarios para sobrevivir-; condición en la que se encuentra el 14.8 por ciento de los trabajadores de Tlaxcala y 8.0 por ciento en Puebla, mientras que la media nacional fue de 8.1 por ciento.

El informe destaca que el 42.3 por ciento de los trabajadores tlaxcaltecas laboran en condiciones críticas; es decir, trabajan menos de 35 horas a la semana con ingresos mensuales inferiores al salario mínimo; en esta condición laboran 37.5 por ciento de los poblanos, mientras que la tasa nacional es de 29.7 por ciento.

Solo en la medición sobre la informalidad laboral, los estados de Puebla y Tlaxcala tuvieron casi los mismos resultados. En la primera entidad el 70.2 por ciento de los trabajadores labora sin contrato, sin seguridad social ni derechos laborales, esta condición en Tlaxcala se observa en el 71.2 por ciento de los trabajadores, porcentajes muy superiores a la tasa nacional de 55.6 por ciento.