La industria del vestido en Puebla ocupó los primeros lugares en participación laboral, producción y establecimientos activos durante 2021, mientras que Tlaxcala reportó una participación media-alta, según el informe "Conociendo la Industria del Vestido" que publica este martes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La industria del vestido es una de las actividades más importantes de México por la movilización del mercado laboral y económico que creció 21 por ciento en 2021, en comparación con el año pasado; sin embargo, la productividad aún no alcanza los niveles de los años pre pandemia.



De acuerdo con el informe, el 14.2 por ciento del personal ocupado en la industria del vestido en el país trabaja en Puebla, entidad que ocupa el primer lugar nacional en número de trabajadores en la industria

Además, Puebla es la cuarta entidad, después de Oaxaca, Yucatán y Guerrero, en porcentaje de establecimientos ocupados en la producción industrial del vestido, con 10.4 por ciento del total; estas entidades, junto al Estado de México y Michoacán concentran el 69.3 por ciento de los establecimientos del país.

En este aspecto, Tlaxcala tiene una participación de 4.8 por ciento con un nivel medio alto; los estados de la zona centro y sur del país se dedican más a esta actividad que en el norte, que registra menos del 0.7 por ciento de los establecimientos.

Respecto al personal ocupado, 14.2 por ciento del total nacional de trabajadores dedicados a la industria del vestido laboran en Puebla y 4.4 por ciento en Tlaxcala; sin embargo, pese a tener el cuarto mayor número de establecimientos y el primero en personal ocupado, el estado de Puebla es el segundo mayor productor de prendas de vestir.

Según el Inegi, del total de la producción bruta Puebla es del 13.5 por ciento y se ubica en el segundo lugar nacional solo debajo del Estado de México, con el 23.5 por ciento de la producción, mientras que el sector en Tlaxcala colaboró con el 4.3 por ciento del total, ubicándose en un nivel medio alto.

El año pasado la compra de prendas de vestir fue el gasto número 10 en la lista de prioridades para los mexicanos, con un 1.9 por ciento del total de sus ingresos destinados a estos productos, principalmente para personas de 18 años y más.