El consumo en Tlaxcala tuvo un tropiezo en el mes de julio con la caída de las ventas minoristas y mayoristas de las empresas comerciales, mientras que en Puebla las ventas aumentaron en un contexto de presiones de inflación y el cierre inminente de la quinta ola de Covid19, según la Encuesta Mensual sobre Empresas Comerciales (EMEC) que dio a conocer este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De acuerdo con la encuesta, los ingresos reales por suministro de bienes y servicios de las empresas comerciales al por mayor en Tlaxcala descendieron 4.5 por ciento durante julio en comparación con el mismo mes pero del año pasado; sin embargo, la mayor caída se reportó con el -7.6 por ciento en las ventas de las empresas comerciales al por menor; es decir, en general, los ingresos fueron menores en papelerías, tiendas de abarrotes, farmacias, tiendas de autoservicio y otras de esparcimiento.

Por su parte, el personal ocupado en las empresas comerciales al por mayor disminuyó 1.4 por ciento, manteniendo las remuneraciones medias reales con una cifra positiva de 5.5 por ciento; asimismo, el personal ocupado en las empresas comerciales al por menor creció 2.6 por ciento y las remuneraciones 2.1 por ciento.

Las ventas en el comercio en Puebla registraron cifras positivas en las empresas comerciales al por mayor y por menor con ingresos de 0.8 por ciento y 1.0 por ciento mayor al reportado en julio del año pasado.

El personal ocupado creció 1.7 por ciento en el comercio mayorista y 1.3 por ciento en el minorista. El informe refiere que solo en las empresas comerciales al por mayor las remuneraciones cayeron 4.6 por ciento y aumentaron 7.0 por ciento en el comercio al por menor.

Con estas cifras el consumo en Tlaxcala descendió en su variación anual junto con los sectores de los estados de Campeche, Chiapas, Durango, Guanajuato, Hidalgo, Estado de México, Michoacán, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Veracruz y Yucatán.