Durante el año pasado las familias de Tlaxcala y Puebla perdieron 5 mil 267 pesos y 2 mil 148 pesos de sus ingresos trimestrales, respectivamente.

Esto significa que al mes un hogar en el estado de Tlaxcala tuvieron 58.5 pesos menos diarios por trabajo, rentas o transferencias. En el caso de las familias de Puebla el ingreso significó un recorte para otros gasto por el orden de 23 pesos al día. 

Estas cifras significaron una disminución de 5.1 y 12.1 por ciento del dinero disponible en 2020 en comparación con los ingresos de 2018.

De acuerdo con los Resultados de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (Enigh 2020) del Inegi, hace dos años -dos periodos antes de la pandemia y del cierre obligatorio de las actividades económicas-, los ingresos trimestrales de los hogares poblanos fue de 41 mil 764 pesos y de 39 mil 616 pesos en los hogares tlaxcaltecas.

La cantidad disminuyó el año pasado durante la emergencia sanitaria a 39 mil 616 pesos en Puebla  y 37 mil 919 pesos en Tlaxcala.

La disminución del ingreso corriente trimestral en los hogares de Tlaxcala fue incluso superior al promedio nacional que cerró en 5.8 por ciento al pasar de 53 mil 418 pesos a 50 mil 309 pesos trimestrales.

Con estos ingresos, Puebla y Tlaxcala registraron el menor ingreso corriente promedio trimestral por hogar junto con Chiapas con 29 mil 168 pesos de ingresos, Guerrero con 32 mil 516 pesos, Veracruz con 35 mil 126 y Oaxaca con 36 mil 263.

En tanto, el gasto promedio trimestral en Tlaxcala cayó 18.8 por ciento y en Puebla -10.5 por ciento, es decir, pasó de 29 mil pesos en ambas entidades registrado en 2018 a 24 y 26 mil pesos, respectivamente, en 2020.

También en ambas entidades los ingresos familiares dependieron del trabajo y en menor medida de las transferencias, rentas y alquiler de propiedades; por otro lado, los alimentos se colocaron como el primer tipo de gasto en Puebla y Tlaxcala (con 39.07 por ciento del ingreso ocupado), el transporte (16.6 por ciento), la vivienda (9.65), los servicios de educación (8.46), los cuidados personales (7.7) y los cuidados de salud (5.3 por ciento).