Tlaxcala es uno de los estados con las peores condiciones laborales debido al deterioro de la calidad del empleo, el salario precario y la exclusión laboral de mujeres y otras personas que, por sus condiciones sociales, no pueden acceder a trabajos remunerados, refiere el ranking nacional del Semáforo de Trabajo Digno.

Según Rogelio Gómez Hermosillo, coordinador de la organización civil Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, los estados de la zona centro y sur del país tienen la mayor población de gente excluida, entre ellas Tlaxcala con 35.8 por ciento de su población excluida del mercado laboral, por lo que 219 mil tlaxcaltecas sigue sin acceso al trabajo.

Tan solo en la región centro, a la que pertenece Tlaxcala, hay 6.6 millones de pobladores excluidos del mercado laboral y 9.3 millones con trabajo precario, es decir, sin seguridad social o con ingresos insuficientes para comprar la canasta básica familiar.

Ésta zona es la segunda con la mayor población excluida, solo después de los estados de la zona sur con 7.1 millones de personas sin empleo ni oportunidades de acceder al mercado laboral y con 1.1 millones con trabajo precario.

La organización civil alertó que el semáforo de trabajo digno en México se encuentra en rojo y ubica a Tlaxcala como la sexta entidad con la mayor tasa de exclusión después de Chiapas, Tabasco, Veracruz, Hidalgo y Estado de México. Respecto al trabajo precario, Tlaxcala ocupa la posición cuatro después de Puebla, Guerrero y Morelos.

Durante la presentación del ranking, Rogelio Gómez dio a conocer que en Tlaxcala solo el 6.2 por ciento de la población, es decir, 51 mil tlaxcaltecas, tienen un empleo formal, trabajan con seguridad social e ingresos suficientes para la canasta básica; por otro lado, 236 mil, es decir, el 67.5 por ciento de la Población Económicamente Activa (PEA) de la entidad, son trabajadores asalariados sin contrato estable ganando menos del salario mínimo mensual que es de 7 mil 500 pesos.