El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró en mayo un nivel de 6.56 por ciento a tasa anual en la ciudad de Puebla, de 6.48 por ciento en ciudad de Tlaxcala y de 5.29 por ciento en Izúcar de Matamoros, impulsado por el incremento en los precios del gas doméstico y algunos productos de la canasta básica.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la inflación anual nacional fue de 5.89 por ciento, por lo que Puebla y Tlaxcala se ubicaron por arriba de la media nacional pero no forman parte de las 10 entidades con el mayor incremento mensual de precios.

Con esto, la ciudad de Tlaxcala se recupera ligeramente después de una racha de dos meses con los mayores aumentos en precios al consumidor entre las 55 ciudades analizadas por el Inegi.

Los productos que incidieron en la inflación de las ciudades fueron el jitomate con un aumento de 22.69 por ciento, naranja con 20.61 por ciento, transporte aéreo con 20 por ciento, carne de cerdo 5.87 por ciento, aceites y grasas vegetales 3.99 por ciento, tortilla de maíz 2.60, pollo 2.26, carne de res 1.29, loncherías y fondas 0.82 y vivienda propia 2.20 por ciento.

Los productos que disminuyeron fueron la electricidad -21.26 por ciento, melón -19.73, limón -19.22, ejotes -15.56, calabacita -8.60, papa y otros tubérculos -5.20, huevo -4.12, verduras -2.52 y gas LP doméstico -1.32 por ciento.

Por entidad, las que tuvieron el mayor incremento de precios fueron Jalisco, Campeche, Michoacán, Ciudad de México y Nayarit; y las que menos Sonora, Sinaloa, Baja California, Baja California Sur y Chihuahua.