Croatas y marroquíes igualaron sin anotaciones en el estadio Al Bayt, que el domingo había sido el escenario de la apertura del Mundial. Es el tercer 0-0 registrado en este torneo, después del Dinamarca-Túnez y el México-Polonia.

Croacia corta así su buena racha. Había ganado sus cinco últimos partidos disputados, cuatro de ellos de carácter oficial, en la Liga de Naciones de la UEFA, donde consiguió así ganar su grupo y clasificarse para la 'Final Four' que decidirá el campeón en junio de 2023.

Marruecos, por su parte, consigue un resultado esperanzador ante uno de los equipos importantes de Europa. Es su sexta presencia en un Mundial, pero anteriormente únicamente logró superar la fase de grupos en una, en México 1986.

En la primera mitad, los dos equipos parecieron más preocupados de no cometer errores y las ocasiones fueron muy escasas.

El empate deja la situación abierta para ambos, que jugarán su siguiente partido el domingo: Croacia se medirá ese día a Canadá, mientras que Marruecos hará lo propio ante Bélgica.