Puebla volvió a conocer la victoria, la cual no degustaba desde la jornada 2. Tuvieron que pasar 10 empates y dos derrotadas, para retomar el camino del triunfo este viernes en el estadio Cuauhtémoc, el cual tuvo una buena entrada.

La Franja ganó 2-1 a Tigres con dos goles de Martín Barragán, quien pudo haber conseguido su hat-trick; pero el VAR y el ábitro César Ramos cometieron el error de invalidar uno de sus tantos, lo que fue exhibido en la transmisión televisiva y calificado como un robo en redes sociales.

A los 20 segundos de haber iniciado el encuentro, vino la primera anotación del equipo camotero, cuando Barragán hizo pared con Maxi Araújo, quien entró al área y disparó de zurda para vencer a Nahuel Guzmán.

Al minuto 14, Araújo trataba de encarar a Nahuel, pero, la defensa le cortó el paso. El balón llegó a Barragán, quien volvió a mover las redes. Ramos señaló el centro de la cancha; pero, el VAR lo llamó a revisar la jugada y decreto fuera de lugar.

El club camotero estaba echado atrás, a la defensiva, con plan de contra ataque, cuando al minuto 28, el número 28 de la oncena poblana marcó su gol número 8 del Torneo Apertura, después de una mala salida de Guzmán.

Cabe destacar que en las dos ocasiones, Barragán enarboló la camiseta número 2 de Gustavo Ferrareis, quien sufrió fractura en el partido anterior ante Chivas, por lo que fue operado y estará en recuperación al menos cuatro meses.

Cuando pareciía que así terminaría el primer tiempo, en un tiro de esquina Samir Caetano remató de cabeza y puso el balón pegado al poste derecho, lejos de Antony Silva, quien se estiró lo más que pudo.

La segunda parte ya no tuvo goles; sin embargo, no careció de emociones, como al minuto 73, cuando el portero paraguayo de los poblanos atajó un balón que buscaba entrar a su arco.