A casi 15 mil kilómetros de su país de origen, un grupo de kenianos entrena en Toluca, Estado de México, desde donde entrenan parar ganar la mayor parte de las competencias de atletismo en el país, sobre todo maratones, según una nota de BBC Mundo, la cual se reproduce a continuación:

Desde temprano, se puede ver a decenas de personas entrenando en la pista de atletismo de una de las unidades deportivas de Metepec, en México.

Entre todas ellas destaca un grupo de atletas que corren sprints a toda velocidad, dejando atrás al resto de aficionados mientras se comunican entre ellos principalmente en swahili.

Grupos de kenianos como este son fáciles de encontrar en la vecina Toluca de Lerdo, al oeste de Ciudad de México. Este lugar se ha convertido en su hogar en los últimos años, a casi 15.000 km de su país natal en África Oriental.

Pese a la enorme distancia, los kenianos dicen que Toluca no se les hace tan diferente.

Y considerando que la gran mayoría de ellos se dedica al atletismo de manera profesional, aseguran que la capital del Estado de México tiene características casi perfectas para ellos.

"Toluca es bueno por la altura, y no hace tanto calor como otros lugares donde cuesta más entrenar. Donde vive mi familia en mi país es casi igual en altura y clima. Por eso no me costó adaptarme aquí, era como estar en Kenia", dice Musa Lemiukei, uno de los jóvenes corredores que llegó a México hace cinco años.

La ciudad más alta de México

Escoltada por el imponente volcán Nevado de Toluca, los más de 2 mil 600 m sobre el nivel del mar de esta ciudad -la más alta de México- la hacen ideal para entrenar por la existencia de menos oxígeno.

Ello hace que los pulmones deban abrirse, se eleve la capacidad de transportar sangre y el cuerpo rinda más con menos esfuerzo cuando se regresa a una altura más baja.

Por ello, animados por la experiencia de otros compatriotas, Toluca es el principal destino en México elegido por los atletas kenianos que se mudan al país desde finales de la década de los 80 para vivir de los premios de competiciones.

Muchos lo hacen animados por la experiencia de compatriotas que ya viven aquí. Otros lo eligieron por su cercanía con Estados Unidos, bien porque antes vivían allí o porque planean llegar en el futuro al país vecino, donde establecerse como residente suele ser más complicado que en México.

Según Evanson Moffat, quien se dedica a la organización de eventos deportivos, Toluca llegó a acoger en su día a unos 100 kenianos. La mayoría llegó contratando previamente a "un mánager mexicano, afiliado ante la Federación de Atletismo", quien se encarga también de la invitación para lograr su visa de entrada a México asumiendo su representación profesional en el país.

"La pandemia hizo que muchos se fueran porque se dejaron de hacer maratones y no tenían de qué vivir. Pero ahora esperamos que vayan regresando", le dice a BBC Mundo el empresario, quien se trasladó de Kenia a México en 1998 con el sueño de "ver a un mariachi en vivo" y con interés por aprender español.

MÁS INFORMACIÓN AQUÍ