Los Juegos Olímpicos de Tokio no deben juzgarse por el total de casos de COVID-19 que se deriven de la justa, debido a que es imposible eliminar el riesgo, dijo el director de la Organización Mundial de la Salud a funcionarios del deporte el miércoles, en momentos en que iniciaron los eventos deportivos en Japón.

Lo más importante es la manera en que se manejen las infecciones, dijo el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus en un discurso pronunciado en una reunión del Comité Olímpico Internacional.

“La marca del éxito es asegurarse de identificar cualquier caso, aislarlo, rastrearlo y atenderlo lo más pronto posible e interrumpir su contagio”, comentó.

El número de infecciones de COVID-19 relacionadas con la justa en lo que va del mes en Japón llegó a 79 el miércoles, mientras más deportistas arrojan positivo en sus países de origen y no han sido capaces de viajar.

Los compañeros designados como contactos cercanos de deportistas infectados pueden seguir entrenándose y preparándose para la justa en un régimen de aislamiento y bajo mayor observación.

Expertos de salud de la nación asiática han advertido de la posibilidad de que la justa se convierta en un evento de “máxima propagación” al reunir a decenas de miles de deportistas, funcionarios y trabajadores durante un estado de emergencia a nivel local.

“Es imposible evitar riesgos en la vida”, dijo Tedros, quien inició su discurso minutos después de que comenzó el primer juego de softbol en Fukushima, y añadió que Japón “le dará valor a todo el mundo”.


F. AP News