México ha recibido una advertencia por parte de la FIFA y las consecuencias podrían ser catastróficas. El máximo organismo de fútbol tomará serias medidas en caso de continuar el grito homofóbico en las tribunas, lo que supondría incluso una expulsión del Mundial de Qatar 2022 y el adiós a la sede de la Copa del Mundo de 2026.

La primera sanción, misma que fue anunciada este viernes, es que México jugará sin público sus dos próximos partidos como local en eliminatoria. Los compromisos que el Tri jugaría sin afición en el octagonal final serían el del 2 de septiembre ante Jamaica, en la fecha 1, y el del 7 de octubre contra Canadá, en la jornada 4.

Además la Comisión Disciplinaria de la FIFA sancionó a la Federación Mexicana de Fútbol con una multa de 60 mil francos suizos, es decir cerca de 1 millón 348 mil 300 pesos mexicanos.

El siguiente castigo representará la pérdida de puntos para el Tricolor en las eliminatorias mundialistas; las posibilidades de ser excluidos de Qatar 2022 y perder la sede del Mundial 2026 son reales.

La sanción es derivada de los gritos homófobos por parte de los aficionados mexicanos en los partidos del preolímpico disputado en marzo pasado en Guadalajara. Para ser específicos durante los juegos contra la República Dominicana y Estados Unidos.

Como fuera dado a conocer el pasado mes de julio del 2019, las posibles medidas disciplinarias de FIFA contemplan pueden ser: multas, disputa de uno o más partidos a puerta cerrada, deducción de puntos/perder el partido, exclusión de una competición o torneo, o descenso de una categoría en el caso de Clubes.


F. MC