Los gatos han sido venerados por distintas culturas milenarias. Los antiguos egipcios lo hacían a través del dios del sol Ra, asociado con la protección. En Asia, representan la espiritualidad al transmitir calma y armonía. En la actualidad, estos felinos son una de las mascotas más habituales en los hogares por su relajante compañía e independencia de los humanos. Este 8 de agosto se conmemora a los gatos y para celebrar, tenemos algunas recomendaciones de lectura.

Para las personas que tendrán por primera vez como mascota a un gato, Charlotte Cole enseña consejos básicos para el cuidado de estos felinos. En El primer año con mi gathijo (Planeta), la autora ofrece un diario que te permitirá registrar los mejores momentos de tu acompañante y aprender a identificar el significado de sus maullidos.

Los gatos también son protagonistas de novelas. Historia de una gaviota y del gato que la enseñó a volar (Tusquets), de Luis Sepúlveda, cuenta las aventuras de Zorbas, un gato «grande, negro y gordo», cuyo inquebrantable sentido del honor lo conduce un día a comprometerse a criar un polluelo de gaviota. Su madre, una hermosa gaviota, atrapada por una ola de petróleo vertido en el mar por un buque varado, justo antes de morir deja en prenda a Zorbas el huevo que acaba de poner.

En la poesía, estos felinos también están presentes como una representación del escapismo y la sensación de sentirse seguro. En El mundo es un gato jugando con Australia (Espasa), de David Martínez Álvarez, el autor considera que hay personas que son «hogar», personas que te hacen sentir como en casa, protegido y con ganas de echar raíces o la llave por dentro. En este libro habla sobre lo que pocos dicen: qué ocurre después de los finales felices. Disponible en formato físico.

Para los niños, una excelente recomendación de lectura es El poema del gato con botas (Planeta), de Carmen Martín. Se trata de un gracioso y divertido libro que narra entre versos la historia del astuto Gato con botas, cuyo ingenio saca de la pobreza a su dueño y lo convierte en el admirado y querido príncipe del reino. Por medio del juego de palabras y rimas, la autora adapta un clásico, aborda el tema de la valentía, el ingenio y el trabajo arduo para sobreponerse a la adversidad.

Para todos los lectores, niños, jóvenes y adultos, Garfield. La vida al máximo (Planeta), de Jim Davis, reúne las clásicas tiras cómicas de Garfield en un formato grande y a todo color. Puede ser que Garfield haya cambiado a lo largo de los años, pero su apetito por la comida y por divertirse sigue siendo el mismo. Así que ríe con él en algunos de sus momentos más célebres, porque los clásicos siempre están de moda.